No tears for the dead

no-tears-for-the-deadLa primera secuencia de esta película es de esas que te clava en la butaca y que augura un gran espectáculo. Y el espectáculo llega, sin duda, pero de una manera demasiado gratuita. No tengo problemas en aceptar que el prota sea un ser indestructible, pero de eso a que todos los personajes sean superhéroes hay un trecho. En esta peli lo veo excesivo. Y ésta es una de las cosas (y hay varias) que hacen que la historia te acabe importando más bien poco, ya que nunca sabes dónde está el límite del todo vale. Lo bueno es que las escenas de acción son soberbias y es de agradecer que una película tenga semejante nivel técnico. Pero, oye, la cosa molaría más si al guión no le hubieran pegado una paliza antes de empezar.


Lo mejor:
la secuencia del rescate en el apartamento.
Lo peor: el guión está lleno de disparates.

Anuncios

El hombre sin pasado

En el cine se tendrían que implantar las denominaciones de origen como con el vino. Si así fuera, uno de los sellos de mayor calidad sería “Thriller Coreano”: y es que casi cada vez que encuentras estas dos palabras juntas sabes que te vas a topar con una buena peli. El hombre sin pasado es seguramente un filme menos espectacular que algunos de los últimos thrillers que nos han llegado del país asiático, como por ejemplo The Yellow Sea o Encontré al diablo. Pero vamos, sigue siendo brutal.  Su historia te atrapa, su protagonista es un héroe misterioso que reparte hostias como nadie, y la acción va de menos a más hasta un clímax final de esos de levantarse de la butaca y aplaudir durante un buen rato ¡Bravo!


Lo mejor:
la pelea final. Es “la pelea”.
Lo peor: el flequillo del prota pone nervioso. Spoiler: por suerte se lo corta.