De óxido y hueso

de_oxido_y_huesoDecir que esta película es una historia de amor no sería del todo correcto, pero no decirlo también sería un error. Jacques Audiard nos cuenta un singular romance que se mueve más por necesidad que por amor. Es complicado explicar la relación que vemos en pantalla (entre unos excelentes Marion Cotillard y Matthias Schoenaerts), y aún así es tan comprensible y natural que conmueve. Pero de lo que realmente habla esta película es de las heridas: de las que se curan y, sobretodo, de las que no se curan, por pequeñas que sean. Y quizá sea por eso, por su temática, que la peli te mantiene aturdido a base de hostias, tanto físicas como emocionales.
Una cosa más: si queréis ver efectos especiales, dejaros de hobbits e id a ver esta película.


Lo mejor:
el planazo de Cotillard y la orca.
Lo peor: se alarga un poquillo en la segunda mitad.

Anuncios