Bienvenidos al fin del mundo

the-worlds-endSi me preguntáis cuál es la película más divertida que vi en Sitges 2013, contestaré sin dudar que ésta. Puede que hubiera pelis mejores, pero no creo que se proyectara nada tan cachondo como The World’s End. Edgar Wright cierra su trilogía inglesa por todo lo alto. Y lo logra haciendo lo de siempre, pero alcanzando aquí un nivel muy, muy alto. Personajes entrañables, chistes en cada línia de guión, ritmo picadísimo y muchas sorpresas para los que no habéis visto el tráiler. Para que no todo sean flores, diré que creo que Wright estira demasiado la historia pero, joder, es tan divertida que disfrutas sabiendo que se está pasando de la raya. Es el único pero que tengo para una película que, a su manera, es prácticamente perfecta.
Ah, y otra cosa: Simon Pegg es Dios.


Lo mejor:
un excelente guión en manos de unos excelentes actores.
Lo peor: diría que Wright siempre hace lo mismo si no fuera porque me encanta.

Anuncios

Scott Pilgrim contra el mundo

scott_pilgrimEdgar Wright, experto en la subversión y mezcla de géneros, nos regala otra mutación de las suyas (seguramente la más delirante de todas). Si antes lo había hecho con el western, el terror y la acción, en esta ocasión le toca a la comedia romántica. Pero que esto no os tire para atrás, ya que la propuesta narrativa y visual de Scott Pilgrim alejan esta peli de cualquier clasificación.
No era fácil salir airoso de esta frikada. La dificultad estaba en mantener el interés y la coherencia durante todo el metraje y no acabar con una sobredosis de onomatopeyas, píxels y demás trucos. Pero son tantas las soluciones de realización y hay tal variedad de recursos gráficos que la fiesta nunca se viene abajo. Si aún no la has visto, hazlo. Te lo pasarás en grande.


Lo mejor:
la propuesta en sí misma y su capacidad de sorpresa.
Lo peor: un ex menos le habría hecho un favor al conjunto.