Birdman

BirdmanEsta película es una brutalidad en todos los sentidos. A nivel de guión sabe ir de la comedia al drama sin dar ninguna tregua, a nivel técnico te deja todo el rato con la boca abierta. El atrevimiento de Iñárritu al contar una historia aparentemente sencilla llenándola de complejidad era un riesgo por parte del director mejicano. Y le ha quedado de maravilla. Un juego constante con el espectador, que queda atrapado en el laberinto de la pantalla durante las dos horas que dura la función (a mí me pasó el tiempo volando). Y si la dirección se sale, los actores merecen otro sonoro aplauso. Todos están geniales, pero hay que darle de comer aparte a Keaton, que va de lo entrañable a lo cómico, pasando por la tristeza y la locura.


Lo mejor:
que sea arriesgada a todos los niveles.
Lo peor: que no aguante el plano secuencia hasta el final.

The imitation game

the-imitation-gameUno de los grandes aciertos de esta notable película es la coherencia entre la construcción de personajes (especialmente el principal) y la historia de códigos y enigmas que está contando. The Imitation Game tiene muchas cosas buenas, y una de ellas es que no es un biopic al uso. Antes que eso es una bella, original y desgarradora historia de amor. Eso es algo que no esperaba encontrar en ella y que me gustó mucho. Precisamente por eso me jodió que no me tocara más la fibra. No puede ser que me emocione más con las frases del epílogo final que con la película en sí (a excepción de la tremenda escena final de Cumberbach). Seguramente hará un buen papel en los Oscars, pero tampoco creo que estemos ante la mejor película de la temporada.


Lo mejor:
Cumberbatch.
Lo peor: le falta algo, y creo que es emoción.

El Hobbit: la batalla de los cinco ejércitos

la-batalla-de-los-cinco-ejercitosProbablemente hacer tres películas donde no las había habrá sido un éxito comercial para Peter Jackson, pero dudo que le ayude a que recordemos esta saga como algo similar a ESDLA. Da la sensación que Jackson, que empezó la trilogía con muy buen pie, ha llegado a la meta con el piloto automático puesto. El principal problema que tiene esta entrega es que no pasa nada que nos interese realmente. Mucha batalla, poca emoción. Y eso es terrible si estamos hablando de un desenlace que se ha cocido durante tantas y tantas horas. Por más que se fuerce, por más ejércitos que se junten, estamos viendo fuegos artificiales: te entretienen, son muy bonitos… pero, en el fondo, no estamos celebrando nada.


Lo mejor:
Martin Freeman ha sido un gran hobbit.
Lo peor: esta entrega enturbia una saga que empezó de fábula.

Big Hero 6

big-hero-6Big Hero 6 es una estupenda película que gustará a grandes y pequeños. Ahí está uno de sus grandes aciertos: tiene un abanico de público objetivo muy, muy amplio. Y es que nadie se puede sentir excluido en esta trepidante aventura futurista que sólo interrumpe la diversión y el frikismo cuando tiene que tocar la fibra sensible. Su triunfo está, por un lado, en un guión modélico que, aunque previsible por momentos, sabe combinar entretenimiento y emoción. Y, por otro, por su buen diseño de personajes, en especial el del entrañable robot protagonista, Baymax, que apunta a clásico. Es prodigioso como sin apenas rasgos expresivos en la cara consigue transmitir emociones en todo momento. Flipante.
Amigos, Disney está que se sale.


Lo mejor:
Baymax. Quiero uno.
Lo peor: hay un giro de guión que se huele de lejos.

Exodus: Dioses y reyes

ExodusCreo que las historias bíblicas tienen un problema a la hora de ser adaptadas en el cine: muchas veces es más importante su mensaje que su narración. Por eso es importante que el guión aporte cosas nuevas a la historia original. Exodus lo intenta presentando a un Moisés mucho más humano (apartado de su carácter religioso o mesiánico), pero fracasa absolutamente. Lo convierte en un protagonista casi intrascendente, sin fuerza, y eso le quita toda la gracia a la historia. Además, poco ayuda que la mayor parte del film tenga poca miga: es un retrato de escenas bíblicas visualmente espectaculares, pero cero emocionantes ¿Y ese niño-Dios? ¿En serio no se les ha ocurrido nada mejor para representar a tal personaje?


Lo mejor:
el momento plagas.
Lo peor: no te entretiene, que es lo mínimo que tenía que conseguir.

Magia a la luz de la luna

magic-in-the-moonlightHe estado repasando la filmografía de Allen y he visto que el último año natural en el que el bueno de Woody no hizo una película fue 1981. Ojo con eso. El tío lleva ¡32 años! sacándose de la manga una peli anual (y la mayoría de ellas son de notable para arriba). Con esto quiero decir que este adorable octogenario se ha ganado a pulso hacer lo que le salga del nabo a estas alturas.
Aún no he hablado de la peli que nos ocupa porque únicamente viendo su cartel se puede intuir fácilmente lo que es: una comedia romántica muy en la línea de su última época. ¿Es una mala película? No. ¿Es capaz Allen de hacer algo mejor? Por supuesto. Pero, como decía, con semejante velocidad de crucero no siempre nos puede ofrecer lo mejor de él.


Lo mejor:
su pareja protagonista es adorable.
Lo peor: es previsible.

Interstellar

interstellarVoy a defender Interstellar a muerte. Y seguramente lo haré más con el corazón que con la cabeza. Esta película es excelente a muchos niveles pero lo cojonudo, y me quiero detener especialmente en esto, es que una cinta de semejante envergadura científico-filosófica sea a la vez una aventura espacial tan acojonante. En ese sentido la peli funciona brutal, y tiene varias secuencias que te dejan literalmente sin respiración. Lo bueno es que esto es sólo el envoltorio blockbuster de un film mucho más grande que eso. Un film con cabeza y corazón. Narrativamente brillante. Visualmente prodigioso. Con un McConaughey magistral y con uno de los androides más entrañables del cine reciente. Olé tus huevos, Nolan.


Lo mejor:
el empeño de Nolan en hacer blockbusters de autor.
Lo peor: ¿porqué el Dr.Mann (el que viene envasado) tiene que ser quien resulta ser?

Relatos salvajes

relatos-salvajesHe comentado más de una vez que las películas de episodios casi nunca me convencen. En ésta ocasión me tengo que callar la boca, porque Relatos salvajes es una película cojonuda. Hay en ella seis historias independientes con un nexo común: en todas ellas sus protagonistas explotan víctimas de una situación límite.
Una de las claves del film es su conexión con el espectador (por algo está consiguiendo Premios del Público allá donde va), y eso pasa porque en esos arrebatos de cólera todos nos podemos sentir identificados. Evidentemente son reacciones exageradas y salvajes, pero para eso está el cine, ¿no? En definitiva, Relatos salvajes es una película gamberra, macabra y tronchante. Un orgasmo bañado en sangre que arrasará en taquilla.

Lo mejor: el equilibrio entre episodios.
Lo peor: tal vez se dejan el relato menos salvaje para el final.

Whan animals dream

when-animals-dreamEs inevitable pensar en Déjame entrar (la de Alfredson) cuando ves When animals dream. Las dos cintas comparten muchas cosas, tanto en el fondo como en la forma. Pero, aunque estamos ante una muy buena película, en esta ocasión no se alcanzan los niveles de gran cine a los que sí llegaba la cinta sueca. Pero vamos a centrarnos en las cosas buenas que tiene la peli que nos ocupa: una dirección sobria y elegante, una excelente fotografía y unas buenas interpretaciones. Su director utiliza la licantropía para hablar de la exclusión social, de la soledad y de la propia aceptación de uno mismo. La película está muy bien, pero quizá le falta profundidad en algunos aspectos y, sin duda, sorprender un poco más en los momentos más salvajes.

Lo mejor: es una peli delicada y visualmente muy bonita.
Lo peor: llega a ser previsible.

What We Do in the Shadows

what-we-do-in-the-shadowsWhat We Do in the Shadows es la reciente ganadora del Premio del Público en el Festival de Sitges. Se trata de un documental sobre el día a día de tres vampiros que comparten piso y sus dificultades para llevar una vida normal. El tema da mucho de sí y la peli sabe sacar partido a todos los mitos acerca de estas criaturas sin hacerse repetitiva. El riesgo estaba ahí, en quemar todas las cartas demasiado pronto y que la peli se viniera abajo. Pero no es así. Sus directores dosifican bien el material y las escenas hilarantes se suceden hasta el final. Creedme: es imposible no simpatizar con sus tres protagonistas, unos seres tan salvajes a la hora de comer como humanos cuando toca ver el amanecer a través de Youtube.

Lo mejor: con permiso del resto de gags, el momento pandillero con los hombres lobo.
Lo peor: si no te gusta el tema, puede que no te diga nada.