Troll Hunter

troll_hunterYa he dicho alguna vez que lo del found footage es una herramienta peligrosa. El problema de este tipo de cine es que si sigues al pie de la letra sus normas (y ésta lo hace bastante) te limitas narrativamente y te puede quedar una peli sin demasiada sustancia. Ese es uno de los defectos de Troll Hunter. El otro, a mi parecer, es la insistencia en hacernos creer que estamos viendo una grabación real. A mí me costó creerlo, y esos trolls más simpáticos que feroces no me ayudaban demasiado. Pero lo malo acaba aquí.
A su favor tiene cosas muy buenas, como la propia mitología que envuelve la película, un trasfondo político interesante, la calma tensa previa a los ataques y la secuencia final, con un bicho (éste sí) de altura.


Lo mejor:
es una peli original y con personalidad.
Lo peor: tiene poca chicha.

Anuncios

Piraña 3D

Piraña 3DTodo aquel al que no le interese el cine como una diversión pura y dura que deje de leer esta crítica ahora mismo, porque esta peli no le va a interesar. Piraña 3D es una comedia gore hecha 100 por 100 para el disfrute de su director y los espectadores con buen estómago. Con un aspecto un punto ochentero y un tono totalmente desenfadado, la peli ser ríe constantemente de sí misma y de todo lo que pilla, homenajeando al cine de adolescentes con las hormonas más disparadas que nunca. Tías en bikini (¡a las que moja Eli Roth con una manguera!), amores adolescentes, baños de sangre y pirañas asesinas… no se necesita nada más para pasarlo bien. Y es que la peli se ríe hasta del 3D, esta tecnología que no va a ningún lado.


Lo mejor:
divertidísima desde su inicio, homenajeando a Tiburón.
Lo peor: es muy gore, absténgase la gente sensible.

Scott Pilgrim contra el mundo

scott_pilgrimEdgar Wright, experto en la subversión y mezcla de géneros, nos regala otra mutación de las suyas (seguramente la más delirante de todas). Si antes lo había hecho con el western, el terror y la acción, en esta ocasión le toca a la comedia romántica. Pero que esto no os tire para atrás, ya que la propuesta narrativa y visual de Scott Pilgrim alejan esta peli de cualquier clasificación.
No era fácil salir airoso de esta frikada. La dificultad estaba en mantener el interés y la coherencia durante todo el metraje y no acabar con una sobredosis de onomatopeyas, píxels y demás trucos. Pero son tantas las soluciones de realización y hay tal variedad de recursos gráficos que la fiesta nunca se viene abajo. Si aún no la has visto, hazlo. Te lo pasarás en grande.


Lo mejor:
la propuesta en sí misma y su capacidad de sorpresa.
Lo peor: un ex menos le habría hecho un favor al conjunto.

Blue Valentine

blue_valentineY vivieron felices y comieron perdices. Si nos situáramos en lo alto de esta frase y observáramos el paisaje que hay a su alrededor, veríamos esta película. Blue Valentine es una especie de collage de momentos y recuerdos, que crean un diálogo constante entre lo que es y lo que fue una historia de amor. Allí donde hay un plano de un pasado radiante, siempre hay un contraplano (literal) de un presente desgastado. El mañana no lo busquéis, porque no hay sitio para él en este film. Derek Cianfrance nos cuenta el deterioro de una relación sin culpar a nadie, simplemente observando a dos seres (EXCEPCIONALES Gosling y Williams) que un día se amaron y fueron felices.
Una peli honesta, delicada, amarga y hermosa.


Lo mejor:
su manera de enlazar presente y pasado.
Lo peor: que haya tardado casi tres años en llegar.

Rare Exports: Un cuento gamberro de Navidad

No puedo estar más de acuerdo con el título en lo de gamberro. Esta película es una gamberrada, una broma de 80 minutos que cuesta creer que ganara en Sitges en 2010 (más aún habiendo obras como Thirteen Assassins o I saw the Devil). Ojo, no es mala del todo. Lo que pasa es que está mal estructurada: tiene una introducción que dura media peli y un final precipitado cuando parece que la marcha va a empezar.
Da la sensación que su director, Jalmari Helander, se enamoró de una idea y se lanzó a por ella con todo, logrando en esa fase algunos momentos realmente potentes. Pero parece que pronto se cansó de ella y la dejó a medio cocer. En fin, que es una película muy rara. En eso también estoy de acuerdo con el título.


Lo mejor:
bajo la nieve se esconde un mensaje crítico interesante.
Lo peor: un guión atropellado.

Encontré al diablo

encontre-al-diabloNo es nuevo que un policía desatado se tome la justicia por su mano y se lance a la caza del asesino de turno. Lo curioso aquí es que a la media hora de película ya lo ha capturado. Pero, como ya pasaba en la excelente The Chaser, la marcha empieza a partir de ahí.
Puede que no tenga la profundidad de algunos de sus referentes (Seven o la ya citada peli de Na Hong-Jin), pero lo que sí tiene es fuerza suficiente para cogerte del cuello y clavarte en la butaca desde la primera escena. Ahí empiezan 140 minutos que se devoran sin esfuerzo, gracias, en gran parte, a sus giros dramáticos y a sus ingeniosas soluciones de realización (ojo al tráveling circular en el interior del taxi).
Un aviso final: es violenta hasta decir basta.


Lo mejor:
su trepidante y enfermizo devenir.
Lo peor: apunta tan alto que el desenlace sabe a poco.

Jacuzzi al pasado

Esta peli es una chorrada. Desde su título a los créditos finales en forma de videoclip. Una auténtica chorrada ¡Pero cuidado! Una chorrada de mucha categoría. La peli no se exige más a si misma de lo que tu vas a exigir a un film llamado Jacuzzi al pasado. Es absurda, idiota, gamberra, escatológica, ochentera, retro, cutre, hortera… pero sobretodo es divertida. La historia avanza sin ningún tipo de sentido, la acción se mueve a un ritmo de “porque sí” absoluto y constante.

Muchas veces nos esforzamos en ir más allá en lo que nos intenta explicar una peli. Pero esta no va a más, es lo que es. Todo queda flotando en la superficie del jacuzzi. Así que si sube alguna burbuja del fondo, ya sabéis lo que es.


Lo mejor:
la peli ideal para reír sin pensar mucho.
Lo peor: con un guión un poco mejor sería una obra maestra.

El hombre sin pasado

En el cine se tendrían que implantar las denominaciones de origen como con el vino. Si así fuera, uno de los sellos de mayor calidad sería “Thriller Coreano”: y es que casi cada vez que encuentras estas dos palabras juntas sabes que te vas a topar con una buena peli. El hombre sin pasado es seguramente un filme menos espectacular que algunos de los últimos thrillers que nos han llegado del país asiático, como por ejemplo The Yellow Sea o Encontré al diablo. Pero vamos, sigue siendo brutal.  Su historia te atrapa, su protagonista es un héroe misterioso que reparte hostias como nadie, y la acción va de menos a más hasta un clímax final de esos de levantarse de la butaca y aplaudir durante un buen rato ¡Bravo!


Lo mejor:
la pelea final. Es “la pelea”.
Lo peor: el flequillo del prota pone nervioso. Spoiler: por suerte se lo corta.