Resacón en Las Vegas

resacon-en-las-vegasOjo con esta peli. Me pareció buena la primera vez que la vi y me pareció aún mejor al segundo visionado. El gran acierto, la gran clave del film, está en algo tan difícil de conseguir como es encontrar el tono adecuado sobre el que construir una comedia de este estilo. Todd Phillips demuestra un control absoluto de la situación y consigue dar verosimilitud a un festival de locuras y chorradas que te comes con patatas gracias a que todo y todos van a una. La peli no da tregua en ningún momento y las situaciones hilarantes se suceden con una naturalidad sorprendente. Por su parte, el trío protagonista está fantástico: se entienden, se compenetran y saben a lo que están jugando. Bien por Phillips, por renovar la comedia de esta manera.


Lo mejor:
su ritmo, su tono, Galifianakis.
Lo peor: Galifianakis ganando 80.000 $ en el Blackjack.

Anuncios

Yo soy el amor

Yo soy el amorLos italianos son los reyes del cine familiar. En serio ¡Pero ojo! No me refiero a que hagan películas para todos los públicos, sino que saben retratar como nadie a la familia dentro de una pantalla de cine. Es algo que siempre han hecho y que casi siempre les ha salido bien. Yo soy el amor es el retrato de una familia burguesa, marcada por un pasado que se va y un futuro que trae cosas nuevas. Cambios que marcarán todos los conflictos del film, sin excesos, contado con mucha pausa. Todo tiene un aire clásico que te transporta a otras épocas del cine italiano. De hecho, hasta que no sale el primer teléfono móvil yo pensaba que estaba ambientada en el pasado. Y la guía en este viaje es una inmensa Tilda Swinton, más hipnótica que nunca.


Lo mejor:
sus aires de gran cine italiano de otras épocas.
Lo peor: demasiado sobria y lenta en algunos momentos.

Moon

El principal reto en cualquier película de ciencia ficción es hacer creíble una realidad inexistente. Para ello es necesario una buena ambientación, pero nada funciona sin unos actores que hagan creíbles a unos personajes que viven en ese mundo inventado. Aquí es donde Moon se marca su mayor hito, un solo actor lleva todo el peso, se da la réplica, discute con él mismo, se pelea y lo hace de forma totalmente natural y emocionante. Vamos, que Sam Rockwell se carga todo el peso del film en la mochila y avanza a pasos agigantados por la superficie lunar.
Es una película de género minimalista que consigue hacer con su estética retro y su original argumento un film low cost que no parece low cost.


Lo mejor:
Sam Rockwell, Sam Rockwell i otra vez Sam Rockwell.
Lo peor: no explota al máximo su cuenta atrás final.

Up

A veces me intento imaginar la cara de los productores de Pixar cuando Pete Docter y Bob Peterson les dijeron algo así como “queremos hacer una película con un anciano gruñón al que a los cinco minutos se le muere la mujer.” Esta insensatez sólo se le puede ocurrir a un loco o a un genio. Y está claro que Pixar está lleno de lo segundo. Parece mentira que lo que venga tras ese inicio sea una película tan hermosa, humana y esperanzadora. Lo de la casa con los globos surcando los cielos se llama poesía. Es, sin duda, una de las imágenes más inspiradas que nos ha regalado el cine contemporáneo.
Luego llegan los perros en avioneta y un tramo final menos brillante, pero con eso no hay suficiente para empañar una película excepcional.


Lo mejor:
los diez minutos iniciales.
Lo peor: el diseño de los perros malos.