El último desafío

el_ultimo_desafioSchwarzenegger, Noriega, Whitaker, Knoxville y un largo etcétera bajo la dirección de Kim Ji-woon. Un cóctel sorprendente que daba miedo por su extravagancia y que ha resultado ser fabuloso. Los méritos los voy a repartir entre su director y la estrella protagonista. El primero da una lección de cómo dirigir un producto de estas características, combinando lo disparatado de la trama con un talento natural a la hora de dirigir la acción. Y el segundo confirma, definitivamente, que los tipos duros de antaño se están reinventando de forma brillante, a golpe de parodia y autohomenaje. Divertida, trepidante y sin más pretensión que entretener, The Last Stand es un espectáculo sin desperdicio que levantará a más de uno de la butaca.


Lo mejor:
Su tono desenfadado y paródico.
Lo peor: Sé que es algo personal… pero no me creo a Noriega.

Por un puñado de dólares

per_un_pugno_di_dollariPrimera colaboración entre Sergio Leone, Clint Eastwood y Enio Morricone. Reverencias.
Más allá de su calidad, Per un pugno di dollari es fundamental por lo que significó. No sólo se convirtió en una especie de Biblia del spaghetti western sino que, en muchos aspectos, fue clave en el devenir del cine posterior.
Leone nos regalaba una primera lección de cine que iría ampliando y matizando película a película. Ver esta cinta a día de hoy sigue siendo un espectáculo, sobre todo al comprobar su manera de controlar el espacio, de dilatar el tiempo y de colocar la cámara (por dios, ¡qué planos!). Podríamos sacarle peros, especialmente a un guión blandito, pero sería una obscenidad hacerle eso a una cinta tan importante como ésta.


Lo mejor:
su condición de referente. Y Eastwood.
Lo peor: la trama es su punto más débil.

Django desencadenado

django_desencadenadoLas comparaciones entre esta peli y Malditos Bastardos son inevitables. Principalmente porque son dos películas muy, muy, parecidas.
Quentin Tarantino, instalado definitivamente en el tema de la venganza, ha hecho prácticamente la misma película que hace tres años, cambiando a judíos por esclavos afroamericanos. Eso podría ser algo negativo si no fuera porque el tío te lo hace pasar, de nuevo, en grande. Su sentido del espectáculo es desmesurado, y lo sabe combinar perfectamente con su habitual festín de referentes y con calculadas escenas escritas (y dirigidas) con talento. Sí, puede que se esté acomodando, pero si en cada película me da escenas como el ataque a lo Ku Klux Klan o ese speech de DiCaprio con la calavera, a mí me tendrá ganado.


Lo mejor:
 el espíritu lúdico y el cachondeo que impregnan todo el relato.
Lo peor: creo que su metraje es un poco excesivo.

Sukiyaki Western Django

sukiyaki_western_djangoPrimera y única incursión de Takashi Miike en el western, con un trabajo que pretende homenajear y parodiar el género, visitando (a su alocada manera) sus lugares comunes. La película es casi un remake de Por un puñado de dólares, film del que coge, entre muchas otras cosas, el punto de partida. Quien conozca al realizador japonés ya se puede imaginar por donde van los tiros (muchos tiros, este caso). Quien no lo conozca, que mire esta peli y descubrirá que es posible hacer un western con pistolas, espadas, metralletas, tiros, explosiones, sangre, más tiros, un sheriff esquizofrénico, disparos con efecto, una nevada maravillosa y Tarantino. Sí, sale Tarantino jugando a ser actor. ¿Os vais haciendo una idea de la fiesta que hay organizada?


Lo mejor:
el tramo final bajo la nieve.
Lo peor: no deja de ser un cachondeo con un guión flojete.

Centauros del desierto

En la edición en DVD que yo tengo de esta película hay escrita en la contraportada la opinión de Steven Spielberg sobre el filme. Es clara y directa: “La mejor película de la historia” ¡Madre de Dios! Ya me dirás que puedo añadir yo ahora. La verdad, esto de “la mejor” es siempre una cuestión complicada porque depende de lo subjetivo, pero no hay ninguna duda de que Centauros del desierto entraría en el 11 ideal de las mejores pelis de la historia. No sé si sería Messi o Maradona, pero ahí estaría. Su épica, su oscuridad crepuscular, su retrato del héroe que vuelve a casa, su modernidad, su argumento, la dirección de Ford… y John Wayne, que es “el vaquero”. Si a alguien no le gusta el western que vea esta peli, y ya hablamos luego.

Lo mejor: su retrato del héroe anti-heroico.
Lo peor: me niego a poner nada aquí.