El Hobbit: la batalla de los cinco ejércitos

la-batalla-de-los-cinco-ejercitosProbablemente hacer tres películas donde no las había habrá sido un éxito comercial para Peter Jackson, pero dudo que le ayude a que recordemos esta saga como algo similar a ESDLA. Da la sensación que Jackson, que empezó la trilogía con muy buen pie, ha llegado a la meta con el piloto automático puesto. El principal problema que tiene esta entrega es que no pasa nada que nos interese realmente. Mucha batalla, poca emoción. Y eso es terrible si estamos hablando de un desenlace que se ha cocido durante tantas y tantas horas. Por más que se fuerce, por más ejércitos que se junten, estamos viendo fuegos artificiales: te entretienen, son muy bonitos… pero, en el fondo, no estamos celebrando nada.


Lo mejor:
Martin Freeman ha sido un gran hobbit.
Lo peor: esta entrega enturbia una saga que empezó de fábula.

Exodus: Dioses y reyes

ExodusCreo que las historias bíblicas tienen un problema a la hora de ser adaptadas en el cine: muchas veces es más importante su mensaje que su narración. Por eso es importante que el guión aporte cosas nuevas a la historia original. Exodus lo intenta presentando a un Moisés mucho más humano (apartado de su carácter religioso o mesiánico), pero fracasa absolutamente. Lo convierte en un protagonista casi intrascendente, sin fuerza, y eso le quita toda la gracia a la historia. Además, poco ayuda que la mayor parte del film tenga poca miga: es un retrato de escenas bíblicas visualmente espectaculares, pero cero emocionantes ¿Y ese niño-Dios? ¿En serio no se les ha ocurrido nada mejor para representar a tal personaje?


Lo mejor:
el momento plagas.
Lo peor: no te entretiene, que es lo mínimo que tenía que conseguir.

Whan animals dream

when-animals-dreamEs inevitable pensar en Déjame entrar (la de Alfredson) cuando ves When animals dream. Las dos cintas comparten muchas cosas, tanto en el fondo como en la forma. Pero, aunque estamos ante una muy buena película, en esta ocasión no se alcanzan los niveles de gran cine a los que sí llegaba la cinta sueca. Pero vamos a centrarnos en las cosas buenas que tiene la peli que nos ocupa: una dirección sobria y elegante, una excelente fotografía y unas buenas interpretaciones. Su director utiliza la licantropía para hablar de la exclusión social, de la soledad y de la propia aceptación de uno mismo. La película está muy bien, pero quizá le falta profundidad en algunos aspectos y, sin duda, sorprender un poco más en los momentos más salvajes.

Lo mejor: es una peli delicada y visualmente muy bonita.
Lo peor: llega a ser previsible.

What We Do in the Shadows

what-we-do-in-the-shadowsWhat We Do in the Shadows es la reciente ganadora del Premio del Público en el Festival de Sitges. Se trata de un documental sobre el día a día de tres vampiros que comparten piso y sus dificultades para llevar una vida normal. El tema da mucho de sí y la peli sabe sacar partido a todos los mitos acerca de estas criaturas sin hacerse repetitiva. El riesgo estaba ahí, en quemar todas las cartas demasiado pronto y que la peli se viniera abajo. Pero no es así. Sus directores dosifican bien el material y las escenas hilarantes se suceden hasta el final. Creedme: es imposible no simpatizar con sus tres protagonistas, unos seres tan salvajes a la hora de comer como humanos cuando toca ver el amanecer a través de Youtube.

Lo mejor: con permiso del resto de gags, el momento pandillero con los hombres lobo.
Lo peor: si no te gusta el tema, puede que no te diga nada.

It follows

it_followsHacía mucho tiempo que iba detrás de una película de terror cómo ésta. Creo que este género es uno de los más difíciles de realizar con éxito, y rara es la vez en la que un director no tira de los típicos sustos a golpe de audio.
David Robert Mitchell juega otro tipo de cartas. Se inventa una maldición de la que no nos cuenta mucho (acierto 1) y la sitúa en el plano de lo cotidiano (acierto 2). La sencillez de la propuesta es admirable y con muy pocos elementos consigue crear escenas realmente aterradoras. Aunque beba de películas como La noche del cazador, It Follows no deja de ser una cinta de terror adolescente. Eso sí, puede que sea la cinta de terror adolescente más inteligente de los últimos años.

Lo mejor: la secuencia de la piscina.
Lo peor: si te pones quisquilloso, puedes encontrarle peros al guión.

The Amazing Spider-Man 2: El poder de Electro

the-amazing-spiderman-2No tengo nada en contra de este reboot, más bien todo lo contrario. Si la primera parte ya me pareció más que correcta, esta segunda entrega me parece igual o mejor. Como ya dije, estoy muy a favor de Andrew Garfield como nuevo hombre araña y más aún de Emma Stone como su primer amor. El principal problema de la peli tal vez sea su duración. Por el tipo de película y de historia que cuenta, con llegar a las dos horas hubiera sido más que suficiente. Aún así, en sus 140 minutos siempre están pasando cosas interesantes, espectaculares y hasta emotivas.
Y merece mucho la pena llegar a su espléndido tramo final, porque de todos los golpes de la cinta, el mejor y el que más se siente es el que sucede allí, en las entrañas del reloj.


Lo mejor:
el desenlace, en la torre del reloj.
Lo peor: es demasiado larga para ser el producto que es.

Noé

noeDarren Aronofsky no se pone por poco. En esta ocasión bebe de la Bíblia para contarnos la historia de Noé y su intento de purificar el mundo. Estamos ante un blockbuster con alma de autor, que tiene la ambición de ser algo más que una simple superproducción hollywoodiense, pero que se queda más o menos en eso. Lo más interesante a nivel conceptual es la reflexión que nos propone sobre la esencia del ser humano y la naturaleza de sus actos. Pero antes de llegar ahí hay una buena ración de hostias dedicada a los amantes de lo épico. Y es que Noé tiene un grupo de guardaespaldas en forma de gigantes de piedra que protagonizan las secuencias bélicas más espectaculares. Y uno desearía que se hubieran subido al arca.


Lo mejor:
su poderío visual.
Lo peor: no es todo lo trascendente que pretende.

Capitán América: El soldado de invierno

capitan-america-2Supongo que llegará un día en el que aburramos las producciones de Marvel (muchos elementos pronto empezarán a sonar a déjà vu en estas pelis, empezando por una estructura calcada en casi todas ellas). Pero de momento ese día no ha llegado. Y eso es gracias a que hay un esfuerzo por aportar algo diferente en cada nueva entrega. En este caso, convertir al héroe en fugitivo. Así pues, entramos en otra dimensión al mezclar el mundo de los superhéroes con el de los espías misionimposiblescos. Y lejos de abordar el tema con ese cachondeo y jolgorio tan Stark que domina en estas pelis, aquí la cosa se pone (un poco) seria, y hay un esfuerzo por hacer un mayor trabajo de personajes. Parece que se están tomando en serio al capitán.


Lo mejor:
la escena del ascensor.
Lo peor: entiendo los motivos, pero aún así es demasiado larga.

Enemy

enemyTras la inmensa Prisioneros, Denis Villeneuve nos trae una propuesta mucho más enigmática y arriesgada. Hay películas que se alejan de lo narrativo para intentar transmitir algo más abstracto, como una sensación o una atmósfera que transporte al espectador a otro sitio. Películas que necesitan de la participación y generosidad del público para descifrar lo que está pasando y encontrar así un significado que no verán en pantalla. En esta liga juega Enemy, un cuento perturbador sobre un chico que descubre que tiene un doble. Villeneuve consigue transmitir mal rollo desde el primer fotograma, y eso es gracias a una dirección, puesta en escena y banda sonora excepcionales. Sólo añadir que Gyllenhaal sigue cotizando al alza, por tercera peli consecutiva.


Lo mejor:
su atmósfera malrollera.
Lo peor: es tan críptica que más de uno puede sentirse estafado.

Byzantium

ByzantiumYa va bien en los tiempos que corren que de vez en cuando alguna película nos recuerde que los vampiros son unos personajes muy interesantes y con muchas posibilidades, más allá de las historias ñoñas para adolescentes con las hormonas a tope. Y si encima nos encontramos con una peli dirigida por Neil Jordan, el responsable de Entrevista con el vampiro, pues mejor que mejor. Byzantium es una historia narrada con mucho gusto, tanto en lo estético como en lo argumental. Construye un thriller con aires de cuento, mezclando la estética gótica con luces de neón. A veces la peli pierde fuerza al romperse con demasiados flashbacks, pero todos los que están hartos de tantos crepúsculos disfrutarán con esta historia.


Lo mejor:
visualmente es muy potente.
Lo peor: es irregular, no mantiene el ritmo.