Birdman

BirdmanEsta película es una brutalidad en todos los sentidos. A nivel de guión sabe ir de la comedia al drama sin dar ninguna tregua, a nivel técnico te deja todo el rato con la boca abierta. El atrevimiento de Iñárritu al contar una historia aparentemente sencilla llenándola de complejidad era un riesgo por parte del director mejicano. Y le ha quedado de maravilla. Un juego constante con el espectador, que queda atrapado en el laberinto de la pantalla durante las dos horas que dura la función (a mí me pasó el tiempo volando). Y si la dirección se sale, los actores merecen otro sonoro aplauso. Todos están geniales, pero hay que darle de comer aparte a Keaton, que va de lo entrañable a lo cómico, pasando por la tristeza y la locura.


Lo mejor:
que sea arriesgada a todos los niveles.
Lo peor: que no aguante el plano secuencia hasta el final.

The imitation game

the-imitation-gameUno de los grandes aciertos de esta notable película es la coherencia entre la construcción de personajes (especialmente el principal) y la historia de códigos y enigmas que está contando. The Imitation Game tiene muchas cosas buenas, y una de ellas es que no es un biopic al uso. Antes que eso es una bella, original y desgarradora historia de amor. Eso es algo que no esperaba encontrar en ella y que me gustó mucho. Precisamente por eso me jodió que no me tocara más la fibra. No puede ser que me emocione más con las frases del epílogo final que con la película en sí (a excepción de la tremenda escena final de Cumberbach). Seguramente hará un buen papel en los Oscars, pero tampoco creo que estemos ante la mejor película de la temporada.


Lo mejor:
Cumberbatch.
Lo peor: le falta algo, y creo que es emoción.

Exodus: Dioses y reyes

ExodusCreo que las historias bíblicas tienen un problema a la hora de ser adaptadas en el cine: muchas veces es más importante su mensaje que su narración. Por eso es importante que el guión aporte cosas nuevas a la historia original. Exodus lo intenta presentando a un Moisés mucho más humano (apartado de su carácter religioso o mesiánico), pero fracasa absolutamente. Lo convierte en un protagonista casi intrascendente, sin fuerza, y eso le quita toda la gracia a la historia. Además, poco ayuda que la mayor parte del film tenga poca miga: es un retrato de escenas bíblicas visualmente espectaculares, pero cero emocionantes ¿Y ese niño-Dios? ¿En serio no se les ha ocurrido nada mejor para representar a tal personaje?


Lo mejor:
el momento plagas.
Lo peor: no te entretiene, que es lo mínimo que tenía que conseguir.

Interstellar

interstellarVoy a defender Interstellar a muerte. Y seguramente lo haré más con el corazón que con la cabeza. Esta película es excelente a muchos niveles pero lo cojonudo, y me quiero detener especialmente en esto, es que una cinta de semejante envergadura científico-filosófica sea a la vez una aventura espacial tan acojonante. En ese sentido la peli funciona brutal, y tiene varias secuencias que te dejan literalmente sin respiración. Lo bueno es que esto es sólo el envoltorio blockbuster de un film mucho más grande que eso. Un film con cabeza y corazón. Narrativamente brillante. Visualmente prodigioso. Con un McConaughey magistral y con uno de los androides más entrañables del cine reciente. Olé tus huevos, Nolan.


Lo mejor:
el empeño de Nolan en hacer blockbusters de autor.
Lo peor: ¿porqué el Dr.Mann (el que viene envasado) tiene que ser quien resulta ser?

Magical Girl

magical-girlMagical Girl es una película inmensa. Y no hablo sólo de calidad, sino también de cantidad (complejidad narrativa, niveles de lectura, simbología, etc.) Carlos Vermut ha logrado consolidar todo lo que ya apuntó tanto en sus cortos como en su ópera prima y lo ha pulido hasta alcanzar lo que, si esto fuera su cuarta o quinta peli, diríamos que es la cúspide de su cine. Su universo es personalísimo y apasionante, y tan destacable como eso es su generosidad con el espectador, ya que sin nuestra participación el puzle que construye el film jamás se completaría. Carlos bebe de Almodóvar, de Lynch o de Bong Joon-ho y, aún así, todo huele a Vermut. Soy de los que opina que estamos ante el cineasta español más interesante del momento.


Lo mejor:
la perfecta estructura del guión.
Lo peor: puede que no sea un cine para todo el mundo.

Perdida

perdidaLo que en manos de otro director podría llegar a ser un telefilm, en manos de Fincher se convierte en algo cercano a la obra maestra. La película parte de una desaparición para contarnos una (doble) investigación que se convierte en un circo mediático de tomo y lomo. Pero más allá de la crítica en sí, esto le sirve a Fincher en lo narrativo y en la construcción de personajes. Lo que me flipa del cine de este tipo es que con una naturalidad pasmosa consigue que te pases dos horas y media sin parpadear, y sin perder nunca el hilo ni el interés de lo que está pasando. El tío controla los tiempos al milímetro, y es que la precisión con la que trabaja este hombre es extraordinaria. Elegante, absorbente, perversa. Una de las mejores películas del año.


Lo mejor:
mantiene el ritmo en todo momento.
Lo peor: por momentos la crítica mediática es un pelín forzada.

Whan animals dream

when-animals-dreamEs inevitable pensar en Déjame entrar (la de Alfredson) cuando ves When animals dream. Las dos cintas comparten muchas cosas, tanto en el fondo como en la forma. Pero, aunque estamos ante una muy buena película, en esta ocasión no se alcanzan los niveles de gran cine a los que sí llegaba la cinta sueca. Pero vamos a centrarnos en las cosas buenas que tiene la peli que nos ocupa: una dirección sobria y elegante, una excelente fotografía y unas buenas interpretaciones. Su director utiliza la licantropía para hablar de la exclusión social, de la soledad y de la propia aceptación de uno mismo. La película está muy bien, pero quizá le falta profundidad en algunos aspectos y, sin duda, sorprender un poco más en los momentos más salvajes.

Lo mejor: es una peli delicada y visualmente muy bonita.
Lo peor: llega a ser previsible.

Maps to the stars

Maps to the starsCreo que Cronenberg está pasando por algún tipo de punto de inflexión en su carrera. No sabe si volver a sus inicios más “locos” o seguir con su evolución hacia un cine más “normal” (e igualmente genial), con películas como Una historia de violencia o Promesas del este. Maps to the stars tiene sus buenos momentos y unas grandes interpretaciones (en especial las Julianne Moore, Mia Wasikowska y Evan Bird), pero el conjunto no termina de funcionar. Como ya pasaba en Cosmopolis la peli parece que se queda a medias de algo, es un “Sí, pero no”. Creo que Hollywood es un mundo interesante, con más sombras que luces: la película da muestra de ello, pero preferiría que fuera el Cronenberg de los 80 el que lo hubiera retratado.

Lo mejor: su atmósfera luminosa pero tenebrosa.
Lo peor: veo a Cronenberg muy incómodo en la comedia.

La entrega

la_entregaEsta peli viene con un (lamentable) aliciente de fábrica: es la última que rodó James Gandolfini. Lo bonito del caso es que Michael R. Roskam le dio un buen personaje (que él hizo aún mejor) y que se pudo despedir del cine a lo grande. Estamos ante un drama criminal bien construido, de buena factura y con otro gran intérprete a parte del mencionado, Tom Hardy. Este tío está cada vez más fino y esta cinta es una buena muestra de ello.
La peli va de menos a más (otro punto a su favor) y, aunque se le ven un poco las orejas al lobo, la trama funciona muy bien. Si quieres ir al cine y eres de los que gozan con un buen thriller, ésta es la mejor elección que puedes hacer. Siempre que ya hayas visto La isla mínima, claro.


Lo mejor:
el dúo Hardy-Gandolfini.
Lo peor: el personaje del poli está pillado con pinzas.

God help the Girl

God help the GirlUna recomendación: si no tenéis nada que contar, no hagáis una película. Que sois músicos y se os vienen a la cabeza unas cuantas canciones chorras para que canten chicas guapas, pues haced un videoclip hortera o un anuncio de compresas con alas, pero no hagáis una película. God help the girl es el vacío absoluto. Primero, porque el argumento no avanza hacia ningún lado que lo haga mínimamente atractivo. Y segundo, porque los personajes no despiertan ningún interés más allá de saber en qué tienda se compraron la ropa (miento, si que despiertan algo en el espectador, a los tres protas les pegarías unas cuantas collejas). Si no estáis preparados para la gilipollez extrema, evitad ir al cine a ver esto.


Lo mejor:
algunos momentos musicales.
Lo peor: hay tanto para escoger como “lo peor” que mejor me callo.