Birdman

BirdmanEsta película es una brutalidad en todos los sentidos. A nivel de guión sabe ir de la comedia al drama sin dar ninguna tregua, a nivel técnico te deja todo el rato con la boca abierta. El atrevimiento de Iñárritu al contar una historia aparentemente sencilla llenándola de complejidad era un riesgo por parte del director mejicano. Y le ha quedado de maravilla. Un juego constante con el espectador, que queda atrapado en el laberinto de la pantalla durante las dos horas que dura la función (a mí me pasó el tiempo volando). Y si la dirección se sale, los actores merecen otro sonoro aplauso. Todos están geniales, pero hay que darle de comer aparte a Keaton, que va de lo entrañable a lo cómico, pasando por la tristeza y la locura.


Lo mejor:
que sea arriesgada a todos los niveles.
Lo peor: que no aguante el plano secuencia hasta el final.

Magia a la luz de la luna

magic-in-the-moonlightHe estado repasando la filmografía de Allen y he visto que el último año natural en el que el bueno de Woody no hizo una película fue 1981. Ojo con eso. El tío lleva ¡32 años! sacándose de la manga una peli anual (y la mayoría de ellas son de notable para arriba). Con esto quiero decir que este adorable octogenario se ha ganado a pulso hacer lo que le salga del nabo a estas alturas.
Aún no he hablado de la peli que nos ocupa porque únicamente viendo su cartel se puede intuir fácilmente lo que es: una comedia romántica muy en la línea de su última época. ¿Es una mala película? No. ¿Es capaz Allen de hacer algo mejor? Por supuesto. Pero, como decía, con semejante velocidad de crucero no siempre nos puede ofrecer lo mejor de él.


Lo mejor:
su pareja protagonista es adorable.
Lo peor: es previsible.

The Guest

The GuestA priori lo que plantea esta película es una locura sin sentido: un thriller de acción con estética y alma ochentera (aunque ambientado en la actualidad), y con un protagonista que parece salido de la portada de la Superpop. Esto podría salir muy mal, pero la verdad es que todo combina a la perfección y funciona en todos los sentidos: como thriller, como comedia y como apuesta estética. Es todo muy exagerado, tanto que no tiene mucho sentido. Pero da igual, te dejas llevar y disfrutas de su violencia y sentido del humor adornado con música de sintetizador, fiestas de adolescentes y matones de instituto. Y por si fuera poco, todo avanza hacia un clímax final que es de los mejores que se han visto en el cine últimamente.


Lo mejor:
su encantador/terrorífico protagonista.
Lo peor: que sea tan exagerada no le gustará a todo el mundo.

Relatos salvajes

relatos-salvajesHe comentado más de una vez que las películas de episodios casi nunca me convencen. En ésta ocasión me tengo que callar la boca, porque Relatos salvajes es una película cojonuda. Hay en ella seis historias independientes con un nexo común: en todas ellas sus protagonistas explotan víctimas de una situación límite.
Una de las claves del film es su conexión con el espectador (por algo está consiguiendo Premios del Público allá donde va), y eso pasa porque en esos arrebatos de cólera todos nos podemos sentir identificados. Evidentemente son reacciones exageradas y salvajes, pero para eso está el cine, ¿no? En definitiva, Relatos salvajes es una película gamberra, macabra y tronchante. Un orgasmo bañado en sangre que arrasará en taquilla.

Lo mejor: el equilibrio entre episodios.
Lo peor: tal vez se dejan el relato menos salvaje para el final.

R100

R100Declaro mi amor eterno hacia Hitoshi Matsumoto. Porque cada vez que veo una de sus películas me sorprende, me vuelve loco y me hace reír hasta tal punto que estoy una semana con agujetas en la mandíbula. R100 ya es la tercera peli que veo de este señor en Sitges, y tengo que decir que tras Big Man Japan y Scabbard Samurai se ha convertido en un director top del certamen. Sin sus películas para mí Sitges ya no tendría sentido. Este nuevo film es otra locura que parece absurda pero funciona a la perfección ¡Cuidado! Siempre que tengas un estómago bien preparado para un humor sin fronteras ni censuras, ya que el sado es su tema principal. Yo ante tal desborde creativo sólo puedo levantarme y aplaudir durante horas.


Lo mejor:
es hilarante desde el guión hasta el montaje.
Lo peor: que no la puedes recomendar a todo el mundo.

What We Do in the Shadows

what-we-do-in-the-shadowsWhat We Do in the Shadows es la reciente ganadora del Premio del Público en el Festival de Sitges. Se trata de un documental sobre el día a día de tres vampiros que comparten piso y sus dificultades para llevar una vida normal. El tema da mucho de sí y la peli sabe sacar partido a todos los mitos acerca de estas criaturas sin hacerse repetitiva. El riesgo estaba ahí, en quemar todas las cartas demasiado pronto y que la peli se viniera abajo. Pero no es así. Sus directores dosifican bien el material y las escenas hilarantes se suceden hasta el final. Creedme: es imposible no simpatizar con sus tres protagonistas, unos seres tan salvajes a la hora de comer como humanos cuando toca ver el amanecer a través de Youtube.

Lo mejor: con permiso del resto de gags, el momento pandillero con los hombres lobo.
Lo peor: si no te gusta el tema, puede que no te diga nada.

Carmina y amén.

Carmina y amenSegundas partes nunca fueron tan buenas. Soy muy fan de Carmina o revienta, de su tono documental y de su humor, pero tengo que decir que casi me quedo con esta nueva película, que me parece una comedia simplemente espectacular. El guión es excelente, los personajes geniales y tiene algunos diálogos que desearías que no terminaran nunca. Además a nivel visual nos regala algunas imágenes dignas de Berlanga o de Fellini: el momento moto se va a convertir en un icono del cine español. Carmina es un personaje que justifica dos, tres o quince películas, y es que ser tan tierna como bruta la hace irrepetible. Me quedo con muchísimas ganas de ver lo siguiente que hará Paco León detrás de las cámaras.


Lo mejor:
su guión, para estudiar en las escuelas de cine.
Lo peor: a veces cuesta entender lo que dicen.

El gran hotel Budapest

el-gran-hotel-budapestLos fans de Wes Anderson están de enhorabuena. El gran hotel Budapest es una exhibición de su mejor cine, pero llevándolo todo al extremo. Eso incluye un reparto descomunal en el que cada papel, por pequeño que sea, lo interpreta una estrella. Así, Anderson se muestra como un niño que juega con su colección de figuritas en su mundo de fantasía (¡qué maravillosas maquetas!) y que se lo pasa pipa recorriéndolo de arriba a abajo. El resultado es un juguete cinematográfico de primer orden y, a su vez, un ejercicio de estilo depurado y preciso.
No creo que ésta sea su mejor película, pero sí una de las más divertidas y trepidantes de su filmografía. Y es que no hay respiro en una peli en la que Buster Keaton acabaría con flato.


Lo mejor:
la sensación de estar viendo a un artista único y en plenitud de facultades.
Lo peor: que nadie busque novedades respecto lo que viene haciendo Anderson.

Monuments Men

Monuments MenNos las prometíamos muy felices con el tráiler de esta peli. Desde luego, el director y el reparto invitaban a ello. Sin embargo, el resultado final es, como poco, descafeinado. El principal problema de Monuments Men es su hilo argumental. Tras una secuencia inicial donde el bueno de Clooney reúne a sus particulares Malditos Bastardos, la película avanza a trompicones, sin un hilo narrativo claro al que agarrarse. Y es una lástima que las buenas escenas que tiene (enorme la del cigarrillo a medianoche) vivan aisladas unas de las otras.
En resumen, estamos ante una peli ligerita con un guión que ofrece constantemente una de cal y otra de arena, y que consigue divertir (a ratos) pero nunca emocionar.


Lo mejor:
su espíritu lúdico y la divertida dupla Murray-Balaban.
Lo peor: tiene problemas narrativos y de ritmo.

La gran estafa americana

La gran estafa americanaTantas nominaciones no le han hecho ningún favor a esta película. La gente tenía las expectativas muy altas y no las ha cumplido. Yo en cambio no esperaba mucho, creía que sería un simple entretenimiento marca O. Russell, pero tengo que decir que me ha decepcionado igual. La peli no encuentra en ningún momento ni el ritmo ni el tono adecuado para lo que pretendía contar, va demasiado a la deriva sin hacer una apuesta clara: si quería ser exagerada o loca, tenía que serlo más. La primera hora me pareció aburridísima, y cuando todo empieza a funcionar, hacia el final, ya es demasiado tarde para salvarlo. Hay que reconocer que los actores y la ambientación hacen lucir mucho el producto, pero poco brillo real se esconde detrás.


Lo mejor:
Christian Bale, Jennifer Lawrence y Jeremy Renner.
Lo peor: es un Scorsese de bazar chino.