Monuments Men

Monuments MenNos las prometíamos muy felices con el tráiler de esta peli. Desde luego, el director y el reparto invitaban a ello. Sin embargo, el resultado final es, como poco, descafeinado. El principal problema de Monuments Men es su hilo argumental. Tras una secuencia inicial donde el bueno de Clooney reúne a sus particulares Malditos Bastardos, la película avanza a trompicones, sin un hilo narrativo claro al que agarrarse. Y es una lástima que las buenas escenas que tiene (enorme la del cigarrillo a medianoche) vivan aisladas unas de las otras.
En resumen, estamos ante una peli ligerita con un guión que ofrece constantemente una de cal y otra de arena, y que consigue divertir (a ratos) pero nunca emocionar.


Lo mejor:
su espíritu lúdico y la divertida dupla Murray-Balaban.
Lo peor: tiene problemas narrativos y de ritmo.

Anuncios

El juego de Ender

el-juego-de-enderAdaptar un clásico de la ciencia ficción no es tarea fácil. Gavin Hood se atreve con la novela más popular de Orson Scott Card y lo hace de forma ligerita, evitando la parte más adulta y centrándose en la más lúdica. La película está bien, es entretenida y funciona, pero está lejos de ser algo grande. Hood prefiere guardar en el cajón lo comprometido, ir por faena y enfocar la peli hacia el entretenimiento puro y duro. La decisión es respetable pero creo que con el material de base se debía aspirar a algo más que a ser un producto que huele a saga adolescente.
Y dos cosillas que no me quiero dejar. Una: Asa Butterfield lo hace bien, pero no me convence como el gran líder que se supone que es. Dos: Harrison Ford da mucha risa con ese peinado.


Lo mejor:
entretiene.
Lo peor: debería conseguir algo más que eso.

300

trescientosSi algo no se le puede negar a Zack Snyder es el haber transportado con perfecta caligrafía el cómic de Frank Miller a la gran pantalla.
Su estética no es gratuita y, más allá de brillar por su exuberancia, creo que esa fachada desmesurada es el vehículo ideal para contarnos lo que nos cuenta: una batalla épica, irreal, casi surrealista. Precisamente a ese tono onírico se agarra Snyder para hacernos flipar con un festín visual tan violento como bello.
300 no se esconde, es una cinta extremadamente pictórica y se recrea en ello (ojo al planazo final sobre un abatido Leónidas, como si de una pintura barroca se tratara). Un gran espectáculo y un ejercicio de estilo que, a su manera, sentó precedente.


Lo mejor:
su apuesta estética.
Lo peor: más allá de la fachada encontramos poca cosa.

Rebelde

rebeldeRebelle es una de esas películas que, si te cuentan de qué va, no te apetece ver. Narra la historia de una niña de 12 años que es obligada a matar a sus padres y a entrar en la guerrilla de una guerra civil del África subsahariana.
Aunque la peli cuenta una ficción, lo jodido es que está basada en hechos que están pasando realmente en este mismo mundo. Así está el panorama. Y pensar en eso es un bajón. Encima el film es de un realismo pavoroso, gracias a su acabado casi documental y al gran trabajo de los actores. Pero Kim Nguyen se esfuerza en contarlo todo con delicadeza y, aunque parezca mentira, con cierto optimismo. El resultado es una cinta desgarradora y extrañamente bella, que bien se podría llamar Bestias del sur salvaje.


Lo mejor:
destila magia y esperanza a pesar de contar lo que cuenta.
Lo peor: ya sabes lo que vas a encontrar.

Acto de valor

¿Saben aquel que diu que un soldado se va a la guerra, su mujer está embarazada, se despiden con mucha emoción, luego el soldado le da a su compañero una carta para su hijo “por si a caso”, y va el soldado y se muere? Este es seguramente el spoiler más previsible de la historia, el gag que cualquier programa de humor haría sobre una peli de guerra. Pues ¡Pam! Acto de Valor lo ha vuelto a hacer. Súmale unos malos medio rusos medio musulmanes que tienen guerrilleros por la selva de Costa Rica y ya tienes el pack completo para la americanada perfecta.

Nada más que añadir, un panfleto de propaganda para que te apuntes al ejército americano. Y a mí me pilla lejos.


Lo mejor:
las escenas de acción están bien hechas, muy consoleras.
Lo peor: la propaganda es lamentable.

Días de gloria

Cuando terminas de ver esta peli lo primero que haces es ir a buscar el año en que se hizo: 1944. Esta fecha explica dos cosas. La primera, que Jaques Tourner hacía un cine que no parecía de su tiempo, era realmente un tipo genial e innovaba constantemente en la narrativa. Esta película de guerra sorprende desde su escena inicial con una francotiradora rusa matando nazis en un paisaje nevado. La peli tiene escenas buenísimas, y con pocos recursos consigue cosas increíbles. Incluso en las escenas de acción. Lo segundo que explica el año de su estreno es su contenido propagandístico. Está hecha en plena II Guerra Mundial, pero lo curioso es que cuenta las heroicidades de unos rusos. Aún no eran los malos de las películas.


Lo mejor:
¡Es la primera peli de Gregory Peck!
Lo peor: los momentos propagandísticos son un poco ridículos.