El Hobbit: la batalla de los cinco ejércitos

la-batalla-de-los-cinco-ejercitosProbablemente hacer tres películas donde no las había habrá sido un éxito comercial para Peter Jackson, pero dudo que le ayude a que recordemos esta saga como algo similar a ESDLA. Da la sensación que Jackson, que empezó la trilogía con muy buen pie, ha llegado a la meta con el piloto automático puesto. El principal problema que tiene esta entrega es que no pasa nada que nos interese realmente. Mucha batalla, poca emoción. Y eso es terrible si estamos hablando de un desenlace que se ha cocido durante tantas y tantas horas. Por más que se fuerce, por más ejércitos que se junten, estamos viendo fuegos artificiales: te entretienen, son muy bonitos… pero, en el fondo, no estamos celebrando nada.


Lo mejor:
Martin Freeman ha sido un gran hobbit.
Lo peor: esta entrega enturbia una saga que empezó de fábula.

Anuncios

Big Hero 6

big-hero-6Big Hero 6 es una estupenda película que gustará a grandes y pequeños. Ahí está uno de sus grandes aciertos: tiene un abanico de público objetivo muy, muy amplio. Y es que nadie se puede sentir excluido en esta trepidante aventura futurista que sólo interrumpe la diversión y el frikismo cuando tiene que tocar la fibra sensible. Su triunfo está, por un lado, en un guión modélico que, aunque previsible por momentos, sabe combinar entretenimiento y emoción. Y, por otro, por su buen diseño de personajes, en especial el del entrañable robot protagonista, Baymax, que apunta a clásico. Es prodigioso como sin apenas rasgos expresivos en la cara consigue transmitir emociones en todo momento. Flipante.
Amigos, Disney está que se sale.


Lo mejor:
Baymax. Quiero uno.
Lo peor: hay un giro de guión que se huele de lejos.

Exodus: Dioses y reyes

ExodusCreo que las historias bíblicas tienen un problema a la hora de ser adaptadas en el cine: muchas veces es más importante su mensaje que su narración. Por eso es importante que el guión aporte cosas nuevas a la historia original. Exodus lo intenta presentando a un Moisés mucho más humano (apartado de su carácter religioso o mesiánico), pero fracasa absolutamente. Lo convierte en un protagonista casi intrascendente, sin fuerza, y eso le quita toda la gracia a la historia. Además, poco ayuda que la mayor parte del film tenga poca miga: es un retrato de escenas bíblicas visualmente espectaculares, pero cero emocionantes ¿Y ese niño-Dios? ¿En serio no se les ha ocurrido nada mejor para representar a tal personaje?


Lo mejor:
el momento plagas.
Lo peor: no te entretiene, que es lo mínimo que tenía que conseguir.

Interstellar

interstellarVoy a defender Interstellar a muerte. Y seguramente lo haré más con el corazón que con la cabeza. Esta película es excelente a muchos niveles pero lo cojonudo, y me quiero detener especialmente en esto, es que una cinta de semejante envergadura científico-filosófica sea a la vez una aventura espacial tan acojonante. En ese sentido la peli funciona brutal, y tiene varias secuencias que te dejan literalmente sin respiración. Lo bueno es que esto es sólo el envoltorio blockbuster de un film mucho más grande que eso. Un film con cabeza y corazón. Narrativamente brillante. Visualmente prodigioso. Con un McConaughey magistral y con uno de los androides más entrañables del cine reciente. Olé tus huevos, Nolan.


Lo mejor:
el empeño de Nolan en hacer blockbusters de autor.
Lo peor: ¿porqué el Dr.Mann (el que viene envasado) tiene que ser quien resulta ser?

Minuscule: El valle de las hormigas perdidas

MinusculeMuchas veces para valorar una película de animación hecha para un público infantil tienes que intentar verla con los ojos de un niño. Por suerte en algunas ocasiones, como con Minuscule, no es necesario hacer ese esfuerzo porque directamente te vas a convertir en un niño feliz y sorprendido al verla. Con la capacidad narrativa de los mejores momentos de Pixar (por ejemplo, la primera mitad de WALL·E), la película emociona y divierte en todo momento sin utilizar una sola palabra. Además visualmente es muy original, combinando la imagen real con la animación de forma genial y utilizando muchísimos referentes con los que cualquier cinéfilo se deleitará: desde encuadres de Psicosis a batallas de El señor de los Anillos. Una joya.


Lo mejor:
la confianza absoluta en la imagen.
Lo peor: ¿Que te toque un niño brasas al lado en el cine?

Snowpiercer

snowpiercerSin llegar a alcanzar su mejor nivel (cuando eso pasa hay muy pocos a su altura), Bong Joon-ho se ha sacado de la manga una gran película. Partiendo de una situación muy atractiva (los últimos habitantes de la Tierra viajan atrapados en un tren que recorre el planeta), la peli se nos presenta como en una especie de juego de plataformas, de esos en los que no hay más opción que avanzar hacia delante, abriendo puertas y eliminando enemigos. Pero lo genial es que cada nueva pantalla de esta vibrante carrera nos sorprende más que la anterior. En Snowpiercer hay tensión, inteligencia y humor pero, sobretodo, hay la mano única de un director capaz de diseñar escenas tan espectaculares como elegantes. Este tio es un genio.


Lo mejor:
su fuerza e ingenio visual.
Lo peor: tiene algunas fisuras argumentales (pero amo a Bong y se lo perdono).

The Amazing Spider-Man 2: El poder de Electro

the-amazing-spiderman-2No tengo nada en contra de este reboot, más bien todo lo contrario. Si la primera parte ya me pareció más que correcta, esta segunda entrega me parece igual o mejor. Como ya dije, estoy muy a favor de Andrew Garfield como nuevo hombre araña y más aún de Emma Stone como su primer amor. El principal problema de la peli tal vez sea su duración. Por el tipo de película y de historia que cuenta, con llegar a las dos horas hubiera sido más que suficiente. Aún así, en sus 140 minutos siempre están pasando cosas interesantes, espectaculares y hasta emotivas.
Y merece mucho la pena llegar a su espléndido tramo final, porque de todos los golpes de la cinta, el mejor y el que más se siente es el que sucede allí, en las entrañas del reloj.


Lo mejor:
el desenlace, en la torre del reloj.
Lo peor: es demasiado larga para ser el producto que es.

Noé

noeDarren Aronofsky no se pone por poco. En esta ocasión bebe de la Bíblia para contarnos la historia de Noé y su intento de purificar el mundo. Estamos ante un blockbuster con alma de autor, que tiene la ambición de ser algo más que una simple superproducción hollywoodiense, pero que se queda más o menos en eso. Lo más interesante a nivel conceptual es la reflexión que nos propone sobre la esencia del ser humano y la naturaleza de sus actos. Pero antes de llegar ahí hay una buena ración de hostias dedicada a los amantes de lo épico. Y es que Noé tiene un grupo de guardaespaldas en forma de gigantes de piedra que protagonizan las secuencias bélicas más espectaculares. Y uno desearía que se hubieran subido al arca.


Lo mejor:
su poderío visual.
Lo peor: no es todo lo trascendente que pretende.

El gran hotel Budapest

el-gran-hotel-budapestLos fans de Wes Anderson están de enhorabuena. El gran hotel Budapest es una exhibición de su mejor cine, pero llevándolo todo al extremo. Eso incluye un reparto descomunal en el que cada papel, por pequeño que sea, lo interpreta una estrella. Así, Anderson se muestra como un niño que juega con su colección de figuritas en su mundo de fantasía (¡qué maravillosas maquetas!) y que se lo pasa pipa recorriéndolo de arriba a abajo. El resultado es un juguete cinematográfico de primer orden y, a su vez, un ejercicio de estilo depurado y preciso.
No creo que ésta sea su mejor película, pero sí una de las más divertidas y trepidantes de su filmografía. Y es que no hay respiro en una peli en la que Buster Keaton acabaría con flato.


Lo mejor:
la sensación de estar viendo a un artista único y en plenitud de facultades.
Lo peor: que nadie busque novedades respecto lo que viene haciendo Anderson.

La LEGO película

La LEGO peliculaNo os voy a engañar, cuando me enteré que iban a hacer una película de LEGO pensé: “¿Qué coño es esto?”. Soy fan absoluto de estos juguetes daneses, pero no entendía qué podían hacer con ellos en una pantalla de cine. Y creo que nadie se imaginó que el resultado sería esta auténtica maravilla del cine de animación. Lejos de ser un anuncio, la marca sólo da forma a los personajes pero no influye en la historia. El guión es alucinante (y bastante alucinógeno) y tiene un ritmo de gags en el que te costará encontrar el momento de respirar entre carcajada y carcajada. Es reaccionaria, sorprendente y juega muy bien con los referentes. Una diversión ABSOLUTA, en la que no sobra nada… y mira que en los juguetes siempre te sobraba alguna pieza.


Lo mejor:
su dominio de los gags, constantes y arrolladores.
Lo peor: cuesta convencer a la gente de que esto va en serio.