Big Hero 6

big-hero-6Big Hero 6 es una estupenda película que gustará a grandes y pequeños. Ahí está uno de sus grandes aciertos: tiene un abanico de público objetivo muy, muy amplio. Y es que nadie se puede sentir excluido en esta trepidante aventura futurista que sólo interrumpe la diversión y el frikismo cuando tiene que tocar la fibra sensible. Su triunfo está, por un lado, en un guión modélico que, aunque previsible por momentos, sabe combinar entretenimiento y emoción. Y, por otro, por su buen diseño de personajes, en especial el del entrañable robot protagonista, Baymax, que apunta a clásico. Es prodigioso como sin apenas rasgos expresivos en la cara consigue transmitir emociones en todo momento. Flipante.
Amigos, Disney está que se sale.


Lo mejor:
Baymax. Quiero uno.
Lo peor: hay un giro de guión que se huele de lejos.

Anuncios

La princesa Kaguya

La princesa KaguyaTener el sello de Studio Ghibli es siempre una garantía de calidad. Pero es que La princesa Kaguya es mucho más que una gran película, es una obra de arte en movimiento, con escenas que bien podrían estar en un museo. Su dibujo es una auténtica delicia y la narración es sencilla pero perfecta. Aunque no os engañéis por sus imágenes delicadas, como ya pasaba con El viento se levanta, esta nueva película del estudio japonés no es un producto infantil. Es hermosa y tiene mucho color, pero en el fondo es una historia muy triste y dura.
Son casi dos horas y media de duración a un ritmo pausado, pero si tenéis paciencia sabréis disfrutar de cada uno de sus fotogramas. Ghibli, no cambies nunca.


Lo mejor:
es visualmente inmensa.
Lo peor: que la confundan con un producto infantil.

Minuscule: El valle de las hormigas perdidas

MinusculeMuchas veces para valorar una película de animación hecha para un público infantil tienes que intentar verla con los ojos de un niño. Por suerte en algunas ocasiones, como con Minuscule, no es necesario hacer ese esfuerzo porque directamente te vas a convertir en un niño feliz y sorprendido al verla. Con la capacidad narrativa de los mejores momentos de Pixar (por ejemplo, la primera mitad de WALL·E), la película emociona y divierte en todo momento sin utilizar una sola palabra. Además visualmente es muy original, combinando la imagen real con la animación de forma genial y utilizando muchísimos referentes con los que cualquier cinéfilo se deleitará: desde encuadres de Psicosis a batallas de El señor de los Anillos. Una joya.


Lo mejor:
la confianza absoluta en la imagen.
Lo peor: ¿Que te toque un niño brasas al lado en el cine?

La LEGO película

La LEGO peliculaNo os voy a engañar, cuando me enteré que iban a hacer una película de LEGO pensé: “¿Qué coño es esto?”. Soy fan absoluto de estos juguetes daneses, pero no entendía qué podían hacer con ellos en una pantalla de cine. Y creo que nadie se imaginó que el resultado sería esta auténtica maravilla del cine de animación. Lejos de ser un anuncio, la marca sólo da forma a los personajes pero no influye en la historia. El guión es alucinante (y bastante alucinógeno) y tiene un ritmo de gags en el que te costará encontrar el momento de respirar entre carcajada y carcajada. Es reaccionaria, sorprendente y juega muy bien con los referentes. Una diversión ABSOLUTA, en la que no sobra nada… y mira que en los juguetes siempre te sobraba alguna pieza.


Lo mejor:
su dominio de los gags, constantes y arrolladores.
Lo peor: cuesta convencer a la gente de que esto va en serio.

Frozen

frozenTras un periodo un poco oscuro, Disney empezó a ver la luz al final del túnel a finales de los 2000, tras su fusión con los amigos de Pixar.
Lo que aquí tenemos es otra muestra del buen rumbo que lleva la compañía tras esa unión.
Esto es un paso hacia delante, con la mirada puesta al futuro pero sin perder de vista su esplendoroso pasado y los clásicos de principios de los noventa. Cito esas películas porque Frozen se inscribe en esa categoría: musicales animados que cobraban vida a golpe de talento y fantasía. Aquí no llegan a alcanzar ese nivel, pero no están muy lejos de lograrlo. El secreto son unas princesas con matices, una buena colección de canciones, un secundario tronchante y una nueva forma de tratar al príncipe azul.


Lo mejor:
Olaf, el muñeco de nieve.
Lo peor: creo que no llega a alcanzar la categoría de clásico Disney.

Gru 2, mi villano favorito

gru-2Al final acabará siendo cierto que Gru es nuestro villano favorito. O por lo menos, uno de los más entrañables. Gru 2 es una buena secuela de su ya buena primera parte. No hay grandes novedades ni excesivas sorpresas, pero sí una intención de hacer evolucionar al personaje, a su entorno familiar y, sobretodo, de dar a los minions el protagonismo que se merecen. Ellos son los responsables de casi toda la carga cómica que tiene la película.
Con un argumento sencillo pero funcional, la peli logra dibujarte una sonrisa en la cara y mantenerla ahí del primer al último minuto. Y eso es todo un logro. ¿La clave? El buen diseño visual del film, el festival expresivo y gestual de los personajes y, cómo no, los tronchantes minions.


Lo mejor:
los jodidos minions.
Lo peor: la resolución es muy fácil, pero tampoco me molesta en una peli de este tipo.

Monstruos University

monsters-universityLas grandes obras de Pixar se caracterizan por saber divertir a los pequeños y, a su vez, tocar el corazón a los adultos. El principal problema de Monsters University es que sólo cumple con la primera parte del trato. No estamos ante una mala película, principalmente porque parte de un universo muy potente, pero sí ante una de las cintas más flojas de la compañía. La peli funciona y entretiene, pero debemos exigir mucho más que eso. No hay grandes aportaciones a la saga, los nuevos personajes no pasarán a la historia (podríamos salvar a la directora) y en general la peli se diluye en la mente a las dos horas de salir del cine. Pero supongo que debemos aceptar que para que exista un Wall·E o un Ratatouille deben existir secuelas de este tipo.


Lo mejor:
el universo de Monstruos S.A. sigue funcionando.
Lo peor: definitivamente, no hacía falta esta precuela.

Los Croods: Una aventura prehistórica

the_croodsOjito con The Croods. Porque aunque estamos ante una cinta infantil, la peli trata bien al adulto y es capaz de hacerlo flipar como si fuera un niño. Chris Sanders y Kirk De Micco han sabido crear un imaginario visual muy particular, con deslumbrantes paisajes a todo color y una galería de criaturas prehistóricas alucinante. Ésa es una de las dos grandes bazas del film. La otra son sus trepidantes secuencias de acción. Y el mejor ejemplo de eso es la captura del primer huevo, un prodigio de ritmo y planificación que te deja exhausto de placer. En definitiva, The Croods es un entretenimiento para toda la familia donde casi todo funciona bien y que, con toda seguridad, te dejará con la boca abierta.
Pixar no te duermas, que Dreamworks acelera.


Lo mejor:
su galería de escenarios y criaturas.
Lo peor: a pesar de todo, no se puede escapar de las licencias del cine infantil.

El alucinante mundo de Norman

El alucinante mundo de NormanNormalmente decimos que las películas de animación son para niños pero también gustan a los adultos. El alucinante mundo de Norman sería el caso opuesto, una peli de animación para adultos que puede gustar a los niños (mayorcitos, porque tiene momentos de acojone considerables). Técnicamente perfecto, el film crea un cóctel de éxito combinando la nostalgia con la diversión, los momentos de acción con grandes escenas de reflexión, la oscuridad de su argumento con la brillantez de sus personajes. Es la tercera peli en poco tiempo (junto a Frankenweenie y Hotel Transilvania) que vive del recuerdo del cine de terror más clásico, y es que seguramente el miedo y la nostalgia son los grandes temas de nuestros días.


Lo mejor:
 las maravillas de animación ya no son sólo de Pixar.
Lo peor: si va algún niño demasiado pequeño al cine igual sale muy asustado.

¡Rompe Ralph!

rompe_ralphSi Brave es la película más Disney que ha hecho Pixar, ¡Rompe Ralph! es la película más Pixar que ha hecho Disney hasta la fecha. Parece que los productos animados de estas dos compañías se están acercando cada vez más, y como sigan así acabarán tocándose. ¡Rompe Ralph! no llega al nivel de las grandes obras de la compañía del flexo, pero se acerca. Es un prodigio de inventiva, un trepidante carrusel de colores, aventuras y emoción. Y aunque tiene referencias de todo tipo, la película mantiene siempre una identidad propia, gracias al carisma de su protagonista y a un guión bien trabajado.
Tenéis que ir verla. Y si resulta que no os gusta, al menos habréis visto Paperman, un corto MAGISTRAL que ponen antes de la peli.


Lo mejor:
su original planteamiento.
Lo peor: llegar al cine 5 minutos tarde y perderse ese corto.