12 años de esclavitud

12-anos-de-esclavitudLa reciente ganadora del Óscar es una película que ya nació grande. Por su equipo técnico y artístico, por ambición y, sobretodo, por temática. Tras el éxito de esa maravilla llamada Shame, Steve McQueen decició hacer la peli definitiva sobre la esclavitud. Lógicamente, el relato que cuenta es estremecedor pero no deja de ser, con perdón, la misma historia que hemos visto tantas otras veces. Eso sí, es lo mismo de siempre, pero impecable en su conjunto. McQueen dirige con maestría: sabe siempre donde colocar la cámara, qué pedir a sus actores y como crear escenas para el recuerdo (ojo al escalofriante plano secuencia de los latigazos). Sin fallos ni fisuras, todo funciona al dedillo en una película grande desde antes de nacer.


Lo mejor:
un reparto entregado.
Lo peor: que nadie espere sorpresas, lo que va a ver es a gente sufrir.

Anuncios

¡Di la tuya!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s