Sólo Dios perdona

only-god-forgivesDe entrada creo que a esta peli le hace mucho daño venir de donde viene. Y con eso quiero decir Drive, película con la que comparte director y actor. Lo que pasa es que en Drive Nicolas Winding Refn se tomó la cosa en serio, puso mimo en TODO y consiguió un cóctel fascinante. Aquí no. Aquí da la sensación que el tío se ha tirado un homenaje autoparódico. Parece que lo que más le importaba era que la peli luciera bonita. Y ya. La historia es mínima. Los personajes, planos. Como la cara de Gosling, un buen actor que como no vigile se quedará atrapado en este tipo de personaje-actuación para siempre. Resumiendo: un anuncio de perfume de 90 minutos. Eso sí, un anuncio en el que cada plano es una masterclass de fotografía.


Lo mejor:
el poder seductor de sus imágenes.
Lo peor: es un envoltorio precioso de un paquete vacío.

Insidious: Capítulo 2

Insidious Capítulo 2Niños y terror, una combinación que no suele fallar. En este segundo capítulo, Insidious vuelve a apostar por lo mismo, pero el resultado final es bastante descafeinado comparado con la primera entrega. Y tiene una explicación muy básica: esta peli no da tanto miedo. La primera era pura en ese sentido, un film de terror clásico pero perfecto. Esta segunda tiene sus momentos de buen jiñe, pero no son tantos y quedan un poco deslucidos por un argumento bastante complejo que depende demasiado del film anterior (si no lo habéis visto creo que os será difícil seguir el argumento). El imaginario que plantea es genial y visualmente sigue siendo una peli inmejorable. Pero viniendo de donde venía, se podía esperar muchísimo más.


Lo mejor:
la terrorífica sonrisa de Patrick Wilson.
Lo peor: da menos miedo del prometido.

Prisioneros

prisionerosPrisioneros lleva días dando vueltas en mi cabeza. Buena señal. Llegué al cine con ciertas dudas y salí de él entusiasmado. Ahora, 72 horas después, pienso rotundamente que esto es un peliculón. Estamos ante un thriller que no te suelta, de esos que te sitúan en un sitio incómodo y te obligan a tomar partido. De esos con los que te implicas por cojones, porque te importan sus personajes y todo lo que les pasa.
Lo que hace Denis Villeneuve con el guión que tiene entre manos es brutal, porque el texto es bueno pero él lo convierte en algo mucho mejor. Dirige con maestría y hace una peli grande sin recurrir a giros explosivos. Para colmo, el reparto está sensacional, en especial un enorme Jake Gyllenhaal. Él y su puto tic son media peli.


Lo mejor:
la solidez y elegancia del conjunto.
Lo peor: hay un pequeño flashback tramposillo que no hacía falta. Por decir algo.

The Dirties

the-dirtiesÉsta es una de las mejores películas que he visto este año en el Festival de Sitges. Y si la podemos considerar found footage, es la mejor peli de éste género que he visto hasta la fecha. Empieza siendo una divertida historia de dos amigos que tienen que grabar una peli para una asignatura de la universidad. Y digo empieza porque a medida que avanza el relato, el cachondeo se va transformando en un mal rollo que no sabes muy bien como encajar. Pero la película nos habla de varios temas, casi todos relacionados entre sí: la enfermiza relación de la sociedad americana con las armas, el bullying en las aulas o la amistad como escudo ante todo lo anterior. Mención especial para el final; en dos segundos, con dos palabras, The Dirties se convierte en algo grande.


Lo mejor:
su transformación hacia un final tremendo.
Lo peor: que, muy probablemente, nunca llegue a salas comerciales.

Capitán Phillips

Capitán PhillipsUna historia basada en hechos reales requiere normalmente realismo, y es brutal ver cómo Greengrass sabe moverse en este terreno. El director es capaz de dar una naturalidad casi documental a lo que rueda y al mismo tiempo crear una ficción que juega muy bien con la acción, manteniendo todo el rato la tensión. Y encima en esta peli ya no le tiembla tanto la cámara, más de uno se ahorrará un buen mareo. El film mejora a medida que avanza, ya que la segunda mitad es mucho más tensa. Aunque no sabría decir si la primera parte me soprendió menos porque el tráiler enseña demasiado. Y por último, es maravilloso ver que Tom Hanks ha encontrado de nuevo el rumbo (perdón por el chiste marino). Candidato al Óscar seguro.


Lo mejor:
dos horas de tensión muy realista.
Lo peor: ¡Putos tráilers de mierda!

Escape from tomorrow

escape-from-tomorrowEscape from tomorrow convierte un sitio diseñado para la felicidad en el escenario de una pesadilla. La peli nos cuenta el día de una familia en DisneyWorld, poniendo el foco sobre el padre, un hombre que empezará a confundir realidad e imaginación y que acabará sepultado en sus propios miedos. La primera mitad de la cinta es genial, inteligente y perversa. La segunda mitad sigue siendo genial, pero es más delirante y, a mi parecer, pierde la sutileza que estaba teniendo.
Lo interesante es que todo lo que vive ese pobre señor tiene origen en cosas reales que nos pueden pasar a todos en este tipo de recintos, desde la pérdida de un niño hasta sufrir una agresiva indigestión. El mensaje de Randy Moore es claro: alejémonos de estos centros del horror.


Lo mejor:
lo radical de la propuesta.
Lo peor: el delirio del último tercio es difícil de asimilar.

Only lovers left alive

Only lovers left aliveYo no sé que tiene el cine de Jim Jarmusch, pero a mí me hipnotiza. Sin presentar grandes historias, sin mucha acción, con personajes poco expresivos… y con todo eso, a mí me tiene pendiente siempre de la pantalla del primer al último fotograma. Only lovers left alive es una peli de vampiros que se ríe y juega con todos los clichés y mitos sobre estos personajes, llevándoselos a su terreno. Aquí los vampiros están deprimidos, padecen de una gran nostalgia y viven perdidos en un mundo que ya no comprenden. Pero eso no es ninguna novedad, creo que todos los personajes de Jarmusch están siempre bastante perdidos. Pero os aviso, ésta es una peli sólo para espectadores pacientes, de los que beben sangre en copitas de cristal.


Lo mejor:
su elegante sentido del humor.
Lo peor: si no consigue hipnotizarte te vas a aburrir dos horas.

The green inferno

The green infernoCuando vas a ver una peli de Eli Roth ya sabes lo que entra en el menú: gente joven con ganas de aventuras, sangre por un tubo y mucho sentido del humor (negrísimo, claro). Pero encontramos un nuevo ingrediente en The green inferno, el canibalismo. Así que, en resumen, el film es un auténtico festival gore en el Amazonas. Se nota que al señor Roth ésto es lo que le gusta. Sabe divertir y está claro que disfruta haciéndolo.
Por desgracia la película se pierde un poco cuando intenta hacer reflexiones más allá del puro divertimento, pero por suerte todo atisbo de conciencia política se ve rápidamente hundido en un baño de sangre. Y es que si haces un producto para fans del género es mejor no irte por las ramas.


Lo mejor:
la sangre llega al río (al Amazonas, concretamente)
Lo peor: sus “medio” reflexiones.

Bad Milo!

Bad Milo!Esta película no está hecha para todos los estómagos. Es un film para aquellos gourmets que sepan disfrutar de la combinación de terror, humor y homenajes constantes. Bad Milo! vendría a ser una mezcla de los inicios cinematográficos de Cronenberg (es una oda a Cromosoma 3), con cosas de Gremlins y todo removido con humor escatológico. Muy ochentero el contenido como podéis ver. La peli sabe en todo momento en qué terreno se mueve, no pretende ser ni más ni menos de lo que puede ser: un divertimento para ver en una maratón en el Auditori del Festival de Sitges. Y pido un aplauso general para Peter Stormare: acostumbrado a verlo en películas más serias, es un placer que nos haga reír en esta joya de serie B.


Lo mejor:
el guión es maravilloso.
Lo peor: para mi gusto, le falta sangre.

Gravity

gravityGravity es una película alucinante. Técnicamente es un logro sin precedentes. Una de esas grandes obras que llega cada diez años y que se atreve a dar un paso más allá en esto del cine. Su secreto: ESTÁS en el espacio. No recuerdo haber visto una cámara moverse con esa sensación de ingravidez en ninguna peli anterior a ésta.
Y en medio de ese espectáculo cósmico, dos caras conocidas, Clooney y Bullock, cumplen. Paso de puntillas por los actores porque la fiesta no va por ahí. Lo importante es que la película te atrapa, te paraliza y te quita el aire durante 90 minutos. Una hora y media que pasas agarrado a la butaca por si acaso se abre alguna escotilla por ahí y sales despedido hacia las profundidades de la pantalla. Una absoluta maravilla.


Lo mejor:
los insuperables 30 primeros minutos.
Lo peor: estaba demasiado embobado para fijarme en lo malo.