Hijo de Caín

hijo-de-cainYa aviso que esta crítica bordea el spoiler.
Dicho esto, estamos ante un thriller familiar sobre un adolescente que se convierte en la pesadilla de sus padres. La película apuesta por el suspense antes que por el tratamiento enigmático y psicológico que tenía, por poner un ejemplo reciente, Tenemos que hablar de Kevin. Hijo de Caín es una peli más convencional, a la que se le puede ver todo el engranaje. Correcta en casi todos sus aspectos, aunque con algún que otro truquillo de guión discutible. Toda la partida está bien llevada y el desenlace intenta ser un jaque mate en toda regla, el problema es que el engaño es un poco descarado y el giro final cuesta de digerir. Pero se salva porque es valiente y juega fuerte a lo que quiere jugar.


Lo mejor:
construye bien el suspense.
Lo peor: es un poco tramposa.

Anuncios

El gran golpe

el-gran-golpe¿Sabéis Ocean’s Eleven? Pues en coreano.
La peli nos cuenta un rocambolesco atraco de un grupo de ladrones, en el que todos los integrantes de la banda tienen escondidos ases en la manga. Realmente es un tipo de peli que hemos visto cientos de veces, lo que pasa es que estos coreanos saben lo que hacen, y lo hacen muy bien. The Thieves es un entretenimiento con ritmo, técnicamente impecable y con personajes (y conflictos entre ellos) interesantes. Encima cuando toca darle a la acción, lo hace con secuencias extraordinarias (ojo a la persecución final del prota en el bloque de pisos). Resumiendo: un blockbuster de primer nivel al que sólo le puedo reprochar que, a causa de tanto giro, se alargue demasiado.


Lo mejor:
el conjunto es una lección de buen cine comercial.
Lo peor: se alarga en exceso.

The trip

The tripEmpecé muy mal con Winterbottom. La primera peli suya que vi fue 24 hour party people, y me encantó. Lo malo es que después de ésa, todas las otras que he visto me han decepcionado. Es un director valiente, en cada película se atreve con algo diferente, pero me da la impresión que siempre se queda a medias. The trip es una comedia en la que dos actores, que se interpretan a ellos mismos, viajan por la crisis de los 40 y las dudas de una carrera venida a menos. Mientras tanto se van atiborrando a vieiras y otros manjares en los mejores restaurantes del norte de Inglaterra. Así que la base de todo son las conversaciones de estos dos tipos e, imitaciones de Michael Caine aparte, todo se queda en una divagación bastante aburrida.


Lo mejor:
los protagonistas forman un buen dúo.
Lo peor: la base es el diálogo, y no da para mucho.

Un amigo para Frank

Un amigo para FrankSi no sois fanáticos de la ciencia ficción no os asustéis por el robot de la portada. Aunque la película sí que pertenece a este género, es algo muy alejado de lo que podáis pensar. Me costaría calificarla: el film es un drama con pequeños toques de thriller y muchos momentos de comedia, pero todo muy simple y a la vez muy bien calculado. Y es que su simplicidad es su principal virtud. Es un entretenimiento entrañable que consigue reflexionar sobre la vejez utilizando elementos de la ciencia ficción, que a priori no parecerían los más apropiados. Y lo del robot les podría haber quedado muy mal, pero gracias a Frank Langella esa máquina adquiere una gran personalidad, y ambos forman la pareja en la que se sostiene todo el film.


Lo mejor:
te mantiene con la sonrisa en la boca todo el rato.
Lo pero: le sobra algún giro en el guión.

Oblivion

oblivionOblivion es una interesante, recomendable e irregular película de ciencia ficción comandada por un Tom Cruise en su versión más puto amo (al loro a las gafitas de sol del futuro).
A su favor podemos decir que la peli juega fuerte y sin complejos a ser una gran cinta de ciencia ficción y que no tiene miedo de beber descaradamente de grandes clásicos del género (sí, hablo de Simios y Odiseas). Lógicamente, se queda a años luz de esos referentes y, aunque lo intenta, no consigue nunca dejar de ser un simple entretenimiento con algún detalle inteligente. Aún así, su planteamiento, su asombroso poderío visual y sus múltiples giros de guión te harán pasar un buen rato y te mantendrán pegado a la butaca hasta el final. Buen blockbuster.


Lo mejor:
su acabado visual.
Lo peor: no alcanza la profundidad que busca.

El gran Gatsby

El gran GatsbySiempre dicen que mezclar no es bueno. Si no controlas la situación, puede terminar mal. El gran Gatsby es una combinación de cine clásico con aires modernos, y por suerte el señor Luhrmann es de los pocos directores que saben dominar algo tan complejo, haciendo que todos los excesos que contiene el film conjunten a la perfección y creen una obra grande, en todos los sentidos. El único problema es que ciertos momentos son tan deslumbrantes visualmente que te pueden alejar de la historia. Pero no hay problema, en esos momentos es un reparto de lujo el que te rescata y te vuelve a conectar con el drama. Y es que si ahora hay dos actores de los que no te perderías nada de lo que hacen, estos son Carey Mulligan y Leonardo Di Caprio.


Lo mejor:
la mezcla perfecta de estilo e interpretaciones.
Lo peor: tanto exceso puede llegar a saturar.

Stoker

StokerPark Chan-wook es un puto genio. Y ya está. Alguien capaz de hacer que cada plano en una película sea una auténtica maravilla, una obra para estar colgada en un museo, no merece otro calificativo: genio absoluto. La atmósfera creada en cada segundo del film es perfecta gracias al talento de su director, y si a eso le sumas 3 interpretaciones memorables (Wasikowska, Goode y Kidman), el resultado es un thriller hipnótico de una belleza deslumbrante. El problema es que lo visual se acaba merendando al argumento, ya que el guión no está a la altura de sus potentes imágenes. Pero a esta conclusión sólo se llega más tarde, cuando reflexionas sobre lo que has visto, ya que mientras estás en el cine la peli te tiene abducido.


Lo mejor:
 visualmente es bellísima, nivel síndrome de Stendhal.
Lo peor: la historia no es tan cautivadora como las imágenes.

Tesis sobre un homicidio

tesis-sobre-un-homicidioHa llegado un punto en el que no sé si Ricardo Darín es muy bueno o soy yo que lo tengo en un pedestal y no tengo criterio para juzgarlo de forma objetiva. El caso es que él es esta película. Con otro actor protagonista, la cosa se hubiera quedado en (casi) nada. Pero él coge un personaje sin nada del otro mundo y lo hace grande. Le da vida, joder. La peli es el típico thriller de investigación criminal, donde las apariencias engañan, nada es lo que parece (o sí) y todo lo que pasa nos suena a visto. Todo es más light de lo que aparenta y no tiene nada realmente memorable pero, aún así, es un film eficaz, resultón y con una idea de fondo interesante. Si os gusta Darín y no os ponéis exigentes, podéis ir a verla sin problema. Pasaréis un buen rato.


Lo mejor:
Darín.
Lo peor: lo intenta, pero nunca llega a ser una gran película.

Rebelde

rebeldeRebelle es una de esas películas que, si te cuentan de qué va, no te apetece ver. Narra la historia de una niña de 12 años que es obligada a matar a sus padres y a entrar en la guerrilla de una guerra civil del África subsahariana.
Aunque la peli cuenta una ficción, lo jodido es que está basada en hechos que están pasando realmente en este mismo mundo. Así está el panorama. Y pensar en eso es un bajón. Encima el film es de un realismo pavoroso, gracias a su acabado casi documental y al gran trabajo de los actores. Pero Kim Nguyen se esfuerza en contarlo todo con delicadeza y, aunque parezca mentira, con cierto optimismo. El resultado es una cinta desgarradora y extrañamente bella, que bien se podría llamar Bestias del sur salvaje.


Lo mejor:
destila magia y esperanza a pesar de contar lo que cuenta.
Lo peor: ya sabes lo que vas a encontrar.

Gremlins

GremlinsMenuda tarea más complicada valorar tal tótem emocional para cualquier amante del cine. Es difícil alejarse de la nostalgia al volver a ver esta película, así que centrémonos en aquello que sorprende al revisar de nuevo Gremlins sin ser un niño. Lo primero que descubres es que la peli está llena de referentes al cine fantástico clásico, lo cual la hace aún más increíble. Visualmente le pesan los años, pero a nivel argumental sigue siendo una auténtica y maravillosa locura, una de esas obras de los 80 que avanzan sin hacerse preguntas, apostando por una imaginación sin límites. Y lo que más sorprende es que hay escenas más cercanas a Tarantino que al cine familiar actual… ¡Joder con la madre matando Gremlins en la cocina!


Lo mejor:
su espíritu gamberro.
Lo peor: le pesan los años a nivel visual.