Los Croods: Una aventura prehistórica

the_croodsOjito con The Croods. Porque aunque estamos ante una cinta infantil, la peli trata bien al adulto y es capaz de hacerlo flipar como si fuera un niño. Chris Sanders y Kirk De Micco han sabido crear un imaginario visual muy particular, con deslumbrantes paisajes a todo color y una galería de criaturas prehistóricas alucinante. Ésa es una de las dos grandes bazas del film. La otra son sus trepidantes secuencias de acción. Y el mejor ejemplo de eso es la captura del primer huevo, un prodigio de ritmo y planificación que te deja exhausto de placer. En definitiva, The Croods es un entretenimiento para toda la familia donde casi todo funciona bien y que, con toda seguridad, te dejará con la boca abierta.
Pixar no te duermas, que Dreamworks acelera.


Lo mejor:
su galería de escenarios y criaturas.
Lo peor: a pesar de todo, no se puede escapar de las licencias del cine infantil.

Oz, un mundo de fantasía

ozEn manos de otro director esta película podría haber sido un insulto a la cinta original. Sam Raimi evita que pase eso, pero está muy lejos de lograr algo memorable. Oz tiene un arranque prometedor (incluidos sus fabulosos títulos de crédito) y es visualmente muy potente, pero le falta alma y por momentos recuerda a las últimas y mediocres versiones de Alicia o Blancanieves. No le ayudan en nada sus tres protagonistas femeninas, en especial la bruja de Mila Kunis, un desastre de personaje. Pero lo cierto es que hay momentos donde asoma la magia (no lo original, pero otra renovada) gracias al saber hacer de su director, que si algo le ha puesto a la peli es cariño. Así que si no os ponéis quisquillosos, pasaréis un buen rato con ella.


Lo mejor:
el tramo inicial.
Lo peor: no hace falta hacer esto con los clásicos.

Spring Breakers

spring_breakersEl polémico Harmony Korine ha montado esta vez un fiestón de aúpa, con barra libre de todo: alcohol, drogas, sexo y armas. La película nos cuenta el descenso a los infiernos de un grupo de jovencitas que se dejan tutelar por un narcotraficante pasado de vueltas, interpretado por un descomunal James Franco.
Pero hay dos aspectos que convierten esta cinta en algo especial. Por un lado, su genial fotografía, que nunca deja de experimentar con el color y que aporta a muchas secuencias un aspecto casi onírico. Y por otro lado, la dirección de Korine, explosiva, indomable y con varios momentos para el recuerdo, como el primer atraco de las chicas, el momentazo Britney Spears, o un final que haría las delicias de Tony Montana.


Lo mejor:
James Franco.
Lo peor: aunque es adrede, su argumento es mínimo.

Anna Karenina

Anna KareninaCuando piensas en una adaptación de uno de estos clásicos tochos de la literatura rusa te imaginas grandes historias, personajes apasionados y escenarios espectaculares. Pues la gracia de esta Anna Karenina es que cumple los dos primeros puntos, pero experimenta con el tercero, transportando casi toda la acción a un escenario, un teatro, que se va moldeando según lo que cuenta la historia. Y la originalidad no termina ahí, ya que el ritmo de la narración está más cerca del musical que de un relato de este tipo. Brillante al inicio, con grandes secuencias, pierde un poco la fuerza a medida que avanza. Quizás porque a veces parece más interesante el cómo lo cuenta todo que no lo que nos está explicando.


Lo mejor:
los actores aguantan muy bien la arriesgada propuesta.
Lo peor: no consigue mantener el sorprendente ritmo que imprime al inicio.

Sin frenos

sin_frenosGolden Rush pasó totalmente desapercibida en las carteleras de nuestro país, y lo puedo llegar a entender. Es de esas pelis que te hacen pasar un buen rato, pero que desaparecen de tu mente pasados un par de días. Y no es por la propuesta, que si algo tiene es originalidad: un thiller de acción con bicicletas. Tampoco por su estructura, con un interesante montaje no lineal. Y tampoco creo que sea por su reparto, encabezado por dos buenos actores como son Joseph Gordon-Levitt y Michael Shannon. Así que me queda pensar que la historia que cuenta no es suficientemente potente. Su director, David Koepp, hace todo lo que puede para que la misión del protagonista tenga peso (la chinita y demás), pero la verdad es que nunca llega a lograrlo del todo.


Lo mejor:
es una propuesta original y sin pretensiones.
Lo peor: no te llega a importar la trama que lo mueve todo.

Piraña 3D

Piraña 3DTodo aquel al que no le interese el cine como una diversión pura y dura que deje de leer esta crítica ahora mismo, porque esta peli no le va a interesar. Piraña 3D es una comedia gore hecha 100 por 100 para el disfrute de su director y los espectadores con buen estómago. Con un aspecto un punto ochentero y un tono totalmente desenfadado, la peli ser ríe constantemente de sí misma y de todo lo que pilla, homenajeando al cine de adolescentes con las hormonas más disparadas que nunca. Tías en bikini (¡a las que moja Eli Roth con una manguera!), amores adolescentes, baños de sangre y pirañas asesinas… no se necesita nada más para pasarlo bien. Y es que la peli se ríe hasta del 3D, esta tecnología que no va a ningún lado.


Lo mejor:
divertidísima desde su inicio, homenajeando a Tiburón.
Lo peor: es muy gore, absténgase la gente sensible.

Scott Pilgrim contra el mundo

scott_pilgrimEdgar Wright, experto en la subversión y mezcla de géneros, nos regala otra mutación de las suyas (seguramente la más delirante de todas). Si antes lo había hecho con el western, el terror y la acción, en esta ocasión le toca a la comedia romántica. Pero que esto no os tire para atrás, ya que la propuesta narrativa y visual de Scott Pilgrim alejan esta peli de cualquier clasificación.
No era fácil salir airoso de esta frikada. La dificultad estaba en mantener el interés y la coherencia durante todo el metraje y no acabar con una sobredosis de onomatopeyas, píxels y demás trucos. Pero son tantas las soluciones de realización y hay tal variedad de recursos gráficos que la fiesta nunca se viene abajo. Si aún no la has visto, hazlo. Te lo pasarás en grande.


Lo mejor:
la propuesta en sí misma y su capacidad de sorpresa.
Lo peor: un ex menos le habría hecho un favor al conjunto.

Los amantes pasajeros

Losamantespasajeros¿Cuántas críticas sobre esta película empezarán con un “Almodóvar se estrella”? Y es que el director manchego nos lo ha puesto a huevo. Su vuelta a la comedia disparatada y exagerada se le ha ido de las manos. Su fallo principal es muy sencillo de descubrir: el guión es una auténtica mierda. Para un capítulo de serie de televisión, una sitcom para pasar el rato, me vale. Pero para una película de un director de renombre, pues no. La gran suerte del film es que los actores son buenísimos y, ya que sus frases no tienen gracia, ellos crean unos personajes que sí te pueden arrancar una sonrisa. Lo que no puedo entender es como con un plantel tan impresionante nadie al leer el guión llamó al director y le dijo: “Pedro… ¿esto qué es?”


Lo mejor:
los actores están muy bien.
Lo peor: un guión con momentos de vergüenza ajena.  

Yo soy el amor

Yo soy el amorLos italianos son los reyes del cine familiar. En serio ¡Pero ojo! No me refiero a que hagan películas para todos los públicos, sino que saben retratar como nadie a la familia dentro de una pantalla de cine. Es algo que siempre han hecho y que casi siempre les ha salido bien. Yo soy el amor es el retrato de una familia burguesa, marcada por un pasado que se va y un futuro que trae cosas nuevas. Cambios que marcarán todos los conflictos del film, sin excesos, contado con mucha pausa. Todo tiene un aire clásico que te transporta a otras épocas del cine italiano. De hecho, hasta que no sale el primer teléfono móvil yo pensaba que estaba ambientada en el pasado. Y la guía en este viaje es una inmensa Tilda Swinton, más hipnótica que nunca.


Lo mejor:
sus aires de gran cine italiano de otras épocas.
Lo peor: demasiado sobria y lenta en algunos momentos.

El planeta de los simios

el_planeta_de_los_simiosSi un genio me concediera tres deseos, uno de ellos sería volver al pasado para ver, a su debida época, algunas de mis películas favoritas.
Ésta la vi conociendo su final y me pareció tan, pero tan buena, que se me hace difícil imaginar mi reacción si, encima, me cuelan ese final por sorpresa. A mi parecer, estamos ante una de las mejores películas de ciencia ficción de todos los tiempos, no sólo por su descomunal puesta en escena, o por la creación de los monos, o por la genial banda sonora de Jerry Goldsmith, sino por todas las reflexiones que propone. Además, son reflexiones que no envejecen; ¿acaso no es actual preguntarse, a día de hoy, si los monos lo harían peor que algunos de nuestros políticos?
En fin, monumental película.


Lo mejor:
casi todo.
Lo peor: no poder verla sin conocer el final.