El último desafío

el_ultimo_desafioSchwarzenegger, Noriega, Whitaker, Knoxville y un largo etcétera bajo la dirección de Kim Ji-woon. Un cóctel sorprendente que daba miedo por su extravagancia y que ha resultado ser fabuloso. Los méritos los voy a repartir entre su director y la estrella protagonista. El primero da una lección de cómo dirigir un producto de estas características, combinando lo disparatado de la trama con un talento natural a la hora de dirigir la acción. Y el segundo confirma, definitivamente, que los tipos duros de antaño se están reinventando de forma brillante, a golpe de parodia y autohomenaje. Divertida, trepidante y sin más pretensión que entretener, The Last Stand es un espectáculo sin desperdicio que levantará a más de uno de la butaca.


Lo mejor:
Su tono desenfadado y paródico.
Lo peor: Sé que es algo personal… pero no me creo a Noriega.

Anuncios

Aeon Flux

Aeon FLuxDa igual que una historia te la hayan contado 1000 veces, si te la vuelven a explicar con gracia y algo nuevo, te vuelve a colar. Pues Aeon Flux es un buen ejemplo de todo lo contrario. Ciencia ficción ambientada en una sociedad futura opresiva, pero sin alma ni nada nuevo que aportar. Visualmente es muy interesante, pero ya está, no tiene nada más. Y queda claro porque se nota que los actores no se creen nada de lo que están interpretando, y eso le quita toda la credibilidad al film.
Siempre me había preguntado cómo una peli con Charlize Theron había pasado tan desapercibida por la cartelera. Con cinco minutos tuve suficiente para saberlo. Ciencia ficción cutre, cutre. Aeon Bluf.


Lo mejor:
los pijamas de Charlize Theron.
Lo peor: ni el guión ni los personajes tienen ninguna credibilidad.

Por un puñado de dólares

per_un_pugno_di_dollariPrimera colaboración entre Sergio Leone, Clint Eastwood y Enio Morricone. Reverencias.
Más allá de su calidad, Per un pugno di dollari es fundamental por lo que significó. No sólo se convirtió en una especie de Biblia del spaghetti western sino que, en muchos aspectos, fue clave en el devenir del cine posterior.
Leone nos regalaba una primera lección de cine que iría ampliando y matizando película a película. Ver esta cinta a día de hoy sigue siendo un espectáculo, sobre todo al comprobar su manera de controlar el espacio, de dilatar el tiempo y de colocar la cámara (por dios, ¡qué planos!). Podríamos sacarle peros, especialmente a un guión blandito, pero sería una obscenidad hacerle eso a una cinta tan importante como ésta.


Lo mejor:
su condición de referente. Y Eastwood.
Lo peor: la trama es su punto más débil.

Django desencadenado

django_desencadenadoLas comparaciones entre esta peli y Malditos Bastardos son inevitables. Principalmente porque son dos películas muy, muy, parecidas.
Quentin Tarantino, instalado definitivamente en el tema de la venganza, ha hecho prácticamente la misma película que hace tres años, cambiando a judíos por esclavos afroamericanos. Eso podría ser algo negativo si no fuera porque el tío te lo hace pasar, de nuevo, en grande. Su sentido del espectáculo es desmesurado, y lo sabe combinar perfectamente con su habitual festín de referentes y con calculadas escenas escritas (y dirigidas) con talento. Sí, puede que se esté acomodando, pero si en cada película me da escenas como el ataque a lo Ku Klux Klan o ese speech de DiCaprio con la calavera, a mí me tendrá ganado.


Lo mejor:
 el espíritu lúdico y el cachondeo que impregnan todo el relato.
Lo peor: creo que su metraje es un poco excesivo.

El alucinante mundo de Norman

El alucinante mundo de NormanNormalmente decimos que las películas de animación son para niños pero también gustan a los adultos. El alucinante mundo de Norman sería el caso opuesto, una peli de animación para adultos que puede gustar a los niños (mayorcitos, porque tiene momentos de acojone considerables). Técnicamente perfecto, el film crea un cóctel de éxito combinando la nostalgia con la diversión, los momentos de acción con grandes escenas de reflexión, la oscuridad de su argumento con la brillantez de sus personajes. Es la tercera peli en poco tiempo (junto a Frankenweenie y Hotel Transilvania) que vive del recuerdo del cine de terror más clásico, y es que seguramente el miedo y la nostalgia son los grandes temas de nuestros días.


Lo mejor:
 las maravillas de animación ya no son sólo de Pixar.
Lo peor: si va algún niño demasiado pequeño al cine igual sale muy asustado.

Sukiyaki Western Django

sukiyaki_western_djangoPrimera y única incursión de Takashi Miike en el western, con un trabajo que pretende homenajear y parodiar el género, visitando (a su alocada manera) sus lugares comunes. La película es casi un remake de Por un puñado de dólares, film del que coge, entre muchas otras cosas, el punto de partida. Quien conozca al realizador japonés ya se puede imaginar por donde van los tiros (muchos tiros, este caso). Quien no lo conozca, que mire esta peli y descubrirá que es posible hacer un western con pistolas, espadas, metralletas, tiros, explosiones, sangre, más tiros, un sheriff esquizofrénico, disparos con efecto, una nevada maravillosa y Tarantino. Sí, sale Tarantino jugando a ser actor. ¿Os vais haciendo una idea de la fiesta que hay organizada?


Lo mejor:
el tramo final bajo la nieve.
Lo peor: no deja de ser un cachondeo con un guión flojete.

Amor

amorRealmente ha sucedido: Haneke nos ha contado una historia de amor. Una historia de amor demoledora, pero movida por la bondad. Una historia en la que las miradas, las caricias y los silencios se imponen a las palabras, los besos y el sexo. El director austríaco nos encierra en una casa (sólo salimos de ella en sueños) que, plano a plano, va convirtiendo en un personaje más del film: la observa, la escucha, la mima. Y entre esas paredes, vivimos el amor. Un amor cotidiano e incondicional. Sin artificios ni añadidos. Un amor puro. Jean-Louis Trintignant y Emmanuelle Riva consiguen llevarte hasta ese milagroso estado en el que olvidas quiénes son para ver únicamente a Georges y Anne, dos ancianos que se aman. Y cuando eso sucede, el cine cobra sentido.


Lo mejor:
Trintignant y Riva, inmensos.
Lo peor: que exista la opción de ver esta película doblada.

La noche más oscura

La noche más oscuraLo admito. Me encantan las películas sobre espionaje y terrorismo. Y creo que La noche más oscura ha llevado al máximo este género. Retratar los 10 años que van desde el 11-S hasta la muerte de Bin Laden no era una tarea fácil, pero Bigelow lo ha logrado con una obra maestra. Tensa, demoledora, triste, brillante y sobretodo valiente en su trato al espectador, sin manipularle, dejando que sea él quien juzgue todo lo que ve. Nos muestra la obsesión de un país a través de la soledad de una agente de la CIA, Jessica Chastain, que vuelve a regalarnos un papelón deslumbrante. Y para colmo, el film es un genial thriller de acción, con escenas de infarto y un in crescendo constante hasta un final que te deja agarrado a la butaca sin poder moverte.


Lo mejor:
como sabe centrarse en su protagonista para contar algo tan grande.
Lo peor: si no te gustan este tipo de pelis, se te hará muy larga.

The Master

the_masterThe Master es una película compleja que, más allá de sectas, habla de la soledad extrema, del desamparo de un hombre que no se tiene ni a sí mismo. Es el retrato de un ser roto y de su relación con una especie de tutor, de padre, que hace por él lo que nadie quiere hacer: abrirle los brazos (aunque sea por interés). Lo que vemos es una relación perversa, adictiva, enfermiza, entre dos personajes tan distintos por fuera como iguales por dentro, e interpretados por dos actores que realizan el duelo interpretativo más brutal que yo recuerdo en una sala de cine. Se me acaba el espacio y me queda mucho por decir, como que Anderson dirige como Dios, que lo domina absolutamente todo y que ha hecho una película fascinante, hipnótica, tremenda.


Lo mejor:
todos y cada uno de los segundos que comparten Joaquin Phoenix y Philip Seymour Hoffman.
Lo peor: que aún ni he nombrado a Amy Adams.

¡Rompe Ralph!

rompe_ralphSi Brave es la película más Disney que ha hecho Pixar, ¡Rompe Ralph! es la película más Pixar que ha hecho Disney hasta la fecha. Parece que los productos animados de estas dos compañías se están acercando cada vez más, y como sigan así acabarán tocándose. ¡Rompe Ralph! no llega al nivel de las grandes obras de la compañía del flexo, pero se acerca. Es un prodigio de inventiva, un trepidante carrusel de colores, aventuras y emoción. Y aunque tiene referencias de todo tipo, la película mantiene siempre una identidad propia, gracias al carisma de su protagonista y a un guión bien trabajado.
Tenéis que ir verla. Y si resulta que no os gusta, al menos habréis visto Paperman, un corto MAGISTRAL que ponen antes de la peli.


Lo mejor:
su original planteamiento.
Lo peor: llegar al cine 5 minutos tarde y perderse ese corto.