En la mente del asesino

Es mentira. No pasa nada en la mente del asesino. Básicamente porque no sabemos qué hay en su interior. Estamos ante un villano vacío, mal desarrollado y al que encima, al final, se le quita el poco crédito que podía tener (aunque Matthew Fox no está mal haciendo de loco).
A su caza y captura se lanza un honrado policía (un poli de telefilm) con dotes de psicólogo, que se supone que entra en su mente para comprenderle y atraparle. Paparruchas. Nos intentan vender esa moto en una escena, pero ni cuela, ni hay suficiente con eso.
En fin, si tenéis curiosidad por ver a Jack después de pasar por la isla o queréis ver al hombre que se ha comido a Jean Reno, id a verla. Si no es por eso, yo de vosotros no lo haría.


Lo mejor:
el guiño a Breaking Bad.
Lo peor: el guión y la construcción de personajes.

Anuncios

¡Di la tuya!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s