La vida de Pi

Una película puede intentar muchas cosas, pero ante todo tiene que conseguir contar una historia a través de las imágenes. La vida de Pi apuesta claramente por el poder de la imagen, y la utiliza para contar una historia emocionante, de esas que consiguen que te metas en la pantalla y vivas las experiencias de los protagonistas. Es una auténtica maravilla visual, gracias al talento de Ang Lee y a una perfección técnica deslumbrante. Su belleza no tiene límites.
En el fondo el film es una reflexión sobre la magia de contar historias, aunque por desgracia intenta llevar esta reflexión al terreno religioso, y para mí ésta es la parte en la que la peli cojea un poco. Pero nada, no quiero que este pequeño desliz le quite ningún mérito a esta genialidad.


Lo mejor:
la escena del naufragio. Te quedas sin aliento.
Lo peor: su reflexión religiosa.

Anuncios

Sorteos LA DOLCE VITA / BANDA APARTE

Amigos de Palomitos, mañana 27 de noviembre se ponen a la venta las ediciones restauradas en DVD de La Dolce Vita y de Banda Aparte, dos clásicos indiscutibles.
Por gentileza de A contracorriente Films, sorteamos un DVD de cada película.

Vamos a realizar dos sorteos (uno para cada film), y participar en ellos es muy fácil.
Como siempre, tienes dos vías:

A través de Facebook. Hazte fan de Palomitos y comparte en tu muro el post del sorteo que encontrarás en nuestra página de facebook, junto con la frase “QUIERO LA DOLCE VITA” o bien “QUIERO BANDA APARTE”, dependiendo del sorteo al que quieras participar.

A través de Twitter. Simplemente tienes que seguirnos y hacer un tweet con la siguiente frase: “Quiero ganar el DVD de La Dolce Vita que regala @palomitosweb” o bien “Quiero ganar el DVD de Banda Aparte que regala @palomitosweb”.
Es muy importante que cites nuestra dirección de Twitter para entrar en el concurso.

PUEDES PARTICIPAR EN LOS DOS SORTEOS.

Y recuerda que para entrar en los sorteos es imprescindible que seas fan de nuestra página de Facebook o nos sigas en Twitter, dependiendo de la red social desde la que concurses.

Tienes tiempo desde hoy y hasta el próximo domingo 2 a las 23.59h.
¡Anímate y amplía tu filmoteca!

* En caso de residir fuera de España, los gastos de envío irán a cargo del ganador.

Hasta la vista

Sí, el título original de esta película belga es en castellano. Hay dos razones: su acción transcurre en gran parte en España y es un simpático guiño a Terminator 2. La historia es muy simple, tres jóvenes quieren perder su virginidad de una vez por todas. Lo curioso es que todos tienen alguna discapacidad física: hay un ciego, un tetrapléjico y un chico que va en silla de ruedas por culpa de un cáncer. Pero nada de drama (bueno, sólo un poquito), esto es una fantástica comedia, una mezcla perfecta entre Intocable y Supersalidos. La base de todo son unos grandiosos personajes interpretados por unos geniales actores, tanto el trío de discapacitados como la mujer que les acompaña en su viaje.


Lo mejor:
hace humor con temas “muy serios”.
Lo peor: que no tendrá tanto éxito cómo Intocable.

Golpe de efecto

Trouble with the Curve es el reverso de esa Moneyball del año pasado. Si la peli de Brad Pitt (muy superior a ésta) defendía las nuevas tecnologías aplicadas a béisbol, ésta defiende todo lo contrario: la antigua usanza. Pero bueno, el deporte es sólo una excusa sobre la que giran varias historias, demasiadas diría yo. Lo jodido es que la que menos importa (la comedia romántica) le quita demasiados minutos a las otras, entre ellas a la relación entre Eastwood y Amy Adams. La película es previsible hasta el dolor y tiene un guión tan cerradito, atado y happy que da hasta rabia. Estaríamos hablando de un telefilm de tarde si no fuera porque, maldita sea, Eastwood mola, divierte y está acompañado por la Adams, el gran John Goodman y el mítico T-1000.


Lo mejor:
un reparto muy potente.
Lo peor: la ves venir desde el minuto 1.

El ladrón de palabras

The Words tendría que haber sido un libro. Es una película que ves y te cuentan al mismo tiempo. Dennis Quaid es un escritor que te narra una historia en la que aparece otro personaje que te cuenta otra historia. Es una fiesta de la voz en off que está justificada pero que, en ocasiones, se hace muy redundante. Aún así, si puedes soportar eso, la película llega a funcionar y propone un juego a diferentes niveles narrativos interesante. Entonces, ¿dónde está el problema? Pues en sus altibajos de ritmo y en la poca credibilidad de Bradley Cooper como escritor (lo siento, pero yo no lo veo en ese personaje).
Aún con todo, la película aprueba, pero más por el engranaje global de la maquinaria que por las piezas que la componen.


Lo mejor:
Jeremy Irons.
Lo peor: sus problemillas de ritmo.

En la mente del asesino

Es mentira. No pasa nada en la mente del asesino. Básicamente porque no sabemos qué hay en su interior. Estamos ante un villano vacío, mal desarrollado y al que encima, al final, se le quita el poco crédito que podía tener (aunque Matthew Fox no está mal haciendo de loco).
A su caza y captura se lanza un honrado policía (un poli de telefilm) con dotes de psicólogo, que se supone que entra en su mente para comprenderle y atraparle. Paparruchas. Nos intentan vender esa moto en una escena, pero ni cuela, ni hay suficiente con eso.
En fin, si tenéis curiosidad por ver a Jack después de pasar por la isla o queréis ver al hombre que se ha comido a Jean Reno, id a verla. Si no es por eso, yo de vosotros no lo haría.


Lo mejor:
el guiño a Breaking Bad.
Lo peor: el guión y la construcción de personajes.

Argo

Siempre voy a ver una película basada en hechos reales con el mismo miedo: ¿Habrán podido convertir lo que realmente pasó en una ficción entretenida? Argo coge una historia genial y la convierte en una película genial, demostrando que el señor Affleck tiene muchísimo talento cuando se pone a dirigir ¡Ojo! Con esto no quiero darle ningún palo como actor, ya que soporta el protagonismo de la peli con mucha solvencia. Es un thriller que sabe coquetear a la perfección con la comedia, con una ambientación que te explica el contexto en el que toda la acción sucedió y te absorbe desde el minuto uno. Y como colofón unos secundarios de lujo que le dan consistencia al conjunto: John Goodman, Alan Arkin, Bryan Cranston… ¡No digo más!


Lo mejor:
su tensión, para terminar con los dedos clavados en la butaca.
Lo peor: un pequeño bajón en el nudo del film.

Blancanieves

Era fácil de prever: esta es, de lejos, la mejor Blancanieves del año. Si The Artist era una película comercial (maravillosa), ésta es una rareza. Una hermosa rareza. Al igual que en la peli francesa, aquí las imágenes son las que hablan (los intertítulos son pura estética) y eso obliga a Pablo Berger a explotar al máximo sus capacidades narrativas, le fuerza a sacar lo mejor de él y la película (al igual que la de Hazanavicius) se beneficia de ello. Y si esa capacidad narrativa va acompañada de una espléndida fotografía y de un montaje acojonante, entonces el conjunto alcanza una categoría superior.
Por cierto, entiendo el mordisco de Blancanieves a la manzana: de la mano de Maribel Verdú yo me como hasta el frasco del veneno.


Lo mejor:
la fotografía y el montaje.
Lo peor: mediáticamente The Artist le hace daño.

Las aventuras de Tadeo Jones

Se me hace complicado criticar una peli como ésta. Veo absurdo juzgarla por sus carencias o por su falta de ambición porque la propia película es consciente de ello y no parece importarle. Es más, con eso ha tenido suficiente para convertirse en la cinta de animación más importante de nuestro cine. La peli se mueve sobre una sencilla trama, sin salirse nunca de tono, sin sorpresas, sin estridencias y sin grandes (ni buenos) gags. Avanza sin más intención que divertir a los más pequeños y entretener lo justo a los adultos. Visualmente está en la línea de todo lo demás: cumple dentro de sus pretensiones. Lo único que me chirría en ese apartado es que todos los extras tengan la MISMA cara. No es que pase nada, pero creo que podemos hacerlo mejor.


Lo mejor:
es consciente de lo que es…
Lo peor: …y se conforma con eso.