Holy Motors

“¿Alguien me puede explicar que significa todo esto?” decía un chico a sus amigos al salir del pase de Holy Motors en Sitges. Grave error. No creo que sea la pregunta a hacerse al ver la última obra de Leos Carax. De hecho, creo que es una peli que hay que ver sin hacerse ninguna pregunta. Tienes que subirte a la limusina en la que viaja el protagonista y dejarte llevar. No hay que pensar en nada que no esté en la pantalla. Hay que ceder ante sus hipnóticas imágenes y disfrutar del viaje por las extrañas calles de París. Lo sé, es un ejercicio complicado, pero si lo conseguís, pasaréis dos horas geniales en una sala de cine. Y si vuestra mente llega sana al final del film, viviréis una última escena realmente memorable.


Lo mejor:
el capítulo de Kylie Minogue.
Lo peor: hay algunos episodios un poco más flojos que el resto.

Anuncios

Un pensamiento en “Holy Motors

  1. Pingback: 2012: las 10 de Mario | Palomitos

¡Di la tuya!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s