Skyfall

Señoras y señores, por si no había quedado claro antes, Daniel Craig es ya el mejor James Bond de la historia. Skyfall tiene todo lo que se puede esperar de una película del agente 007: un inicio de alto voltaje, mucha acción, escenas brillantes, toques de humor y unos personajes que emocionan. Son casi dos horas y media de metraje, pero no deja de entretener en ninguno de sus minutos, es puro espectáculo de una gran belleza visual. Y si Craig es el mejor Bond, en esta película ha encontrado a su mejor enemigo. Javier Bardem interpreta uno de los mejores malos que se recuerdan, al nivel del Joker de Heath Ledger. Sam Mendes ha seguido el buen camino marcado por Casino Royale y ha subido el nivel de la saga un peldaño más.


Lo mejor:
son dos horas y media de goce cinematográfico.
Lo peor: el peinado de Bardem.

Sorteo INTOCABLE

Amigos de Palomitos, este 30 de octubre se pone a la venta el DVD de Intocable, y con motivo de esta novedad os traemos una buena notícia. Por gentileza de A Contracorriente Films, sorteamos un DVD de la película.
Participar en el sorteo es muy fácil.
Tienes dos vías:

A través de Facebook. Hazte fan de Palomitos (si aún no lo eres) y comparte en tu muro el post del sorteo que encontrarás en nuestra página de facebook, junto con la frase “QUIERO ESTE DVD” (tenéis que compartir el post de Facebook, no esta entrada).

A través de Twitter. Simplemente tienes que seguirnos y hacer un tweet con la siguiente frase: “Quiero ganar el DVD de Intocable que regala @palomitosweb.” Es muy importante que cites nuestra dirección de Twitter para entrar en el concurso.

Entre todos los participantes haremos un sorteo la próxima semana. Y recuerda que para entrar en el sorteo es imprescindible que seas fan de nuestra página de Facebook o nos sigas en Twitter, dependiendo de la red social desde la que concurses.

Puedes participar desde hoy y hasta el próximo domingo 4 a las 23.59h.
¡Anímate y hazte con él!

* En caso de residir fuera de España, los gastos de envío irán a cargo del ganador.

Berberian Sound Studio

Esto no es una película, es una experiencia. Y, sin duda, una experiencia única. Lo curioso es que creo que Berberian Sound Studio sería una mala película si no fuera exactamente como es: un resultado tan potente y arriesgado como la propia propuesta. Peter Strickland juega fortísimo y no se raja nunca. Se propone reproducir una pesadilla y lo consigue con una combinación de imágenes y sonidos acojonantemente elegante. Encima tiene los santos huevos de hacerlo asomándose al universo Lynch. Y, joder, el tío se acerca como nadie lo ha hecho hasta el momento.
No es una película fácil, para nada, pero si aceptas su juego disfrutarás de un homenaje al cine de terror, y al giallo en particular, desde un sitio donde nunca antes habías estado.


Lo mejor:
con permiso del sonido, la propuesta en sí misma.
Lo peor: no es fácil entrar en ella.

Wolf Children

Es maravilloso cuando una película utiliza elementos fantásticos para explicar cosas que en realidad son totalmente cotidianas. Wolf Children es un cuento precioso, tanto visualmente como en su argumento. Explica lo complicado que es crecer y construirse una identidad, y lo hace a partir de unos niños-lobo que se mudan con su madre a vivir en el campo. Minimalista en su planteamiento pero inmensa y deslumbrante en todo lo que consigue, la verdad es que no se le puede pedir mucho más a una peli de animación. Además consigue algo que muy pocos films logran: cuando terminas de verlo te queda un buen sabor que no te podrás quitar de encima durante mucho tiempo. Es de esas pelis que, al recordarlas, te dibujan una sonrisa en la cara.


Lo mejor:
es preciosa en todos sus aspectos.
Lo peor: le sobra un poquito de voz en off.

Tower Block

Los ingleses han encontrado todo un filón en los grandes edificios de los barrios bajos. Si el año pasado nos llegaba esa maravilla titulada Attack the Block, este año los alienígenas han sido sustituidos por un francotirador que está decidido a acabar con las reuniones de vecinos. La peli se toma su tiempo en presentarnos a la comunidad pero, una vez lo ha hecho, la cinta se dispara, literalmente, en una escena sensacional. A partir de ahí se inicia una cuenta atrás (tramposilla) para salir con vida del edificio. Todos los actores cumplen de maravilla, pero es de justicia destacar a Jack O’Connell. La mitad del mérito para él y la otra mitad para su personaje, un capullo al que le darías una paliza y al que acabas agradeciendo haber pagado la entrada.


Lo mejor:
sus chispazos de humor en medio de la tragedia.
Lo peor: la amenaza que nos plentean es un poco tramposa.

Antiviral

Físicamente no sé si se parece más a su padre o a su madre. Pero lo que está claro es que en cuestión de cine, Brandon ha heredado todos los conceptos e ideas de su progenitor masculino, David Cronenberg. Antiviral es una película luminosa en su estética pero oscura en su argumento. Plantea un posible futuro llevando al extremo una de nuestras peores características como sociedad: la obsesión por los famosos. Y ahí es donde entran en juego la enfermedad, el canibalismo y otras obscenidades. El film parte de una idea genial pero no sabe explotar sus puntos fuertes. Tiene todos los elementos para ser un gran thriller futurista, pero termina huyendo del género para perderse en reflexiones metafísicas.


Lo mejor:
la idea inicial y el planteamiento estético.
Lo peor: el film va perdiendo gas a medida que avanza.

Chained

Chained es una turbulenta historia que va de más a menos. Arranca muy bien, pero va perdiendo fuerza con el paso de los minutos. Le falta tensión, y creo que un relato como este debería secuestrar al espectador y hacerlo sufrir de verdad. Vincent D’Onofrio está genial, pero su personaje, a medio camino entre un asesino y un niño grande, da más lástima que otra cosa. Entiendo la decisión, pero no creo que ayude.
Aún con todo esto, el verdadero problema de la cinta llega al final. Si lo que pasa en la casa es previsible, lo que pasa fuera de ella es ridículo: lejos del giro sorprendente que pretende ser, es un WTF? que no se aguanta por ningún lado.
Una decepción, sobretodo viniendo de quien viene.


Lo mejor:
un buen arranque.
Lo peor: el giro final.

Looper

Una gran idea no te asegura una buena película (véase In Time), pero es de gran ayuda si la sabes utilizar. Rian Johnson se sirve de ella como punto de partida (y de giro) para construir un thriller de viajes en el tiempo que no se desmorona en ningún momento. Looper es una peli honesta, y no se desvía de su objetivo. En este sentido es sensacional la escena del bar, en la que Willis deja claro hacia dónde tiene que ir la película, lejos de paradojas temporales. Lo de Gordon-MiniWillis-Levitt funciona a ratos, pero funciona. Desde luego el chico se esfuerza lo que no está escrito, y eso es admirable. Total, aunque veo un poco gratuito lo de la telequinesis, no le puedo reprochar nada: entretiene, es inteligente y sabe lo que quiere. Así pues, a disfrutar.


Lo mejor:
aprovecha muy bien su genial punto de partida.
Lo peor: puestos a pedir, podría ser más trepidante.

Frankenweenie

Lo que parecía ser una simple excusa para hacer taquilla reciclando viejas ideas ha resultado ser una de las mayores sorpresas de Tim Burton en mucho, mucho tiempo. Alejándose de las grandes producciones que lo han acompañado últimamente, Burton se vuelve a encontrar a sí mismo para homenajear a las cintas clásicas de terror y a las películas de monstruos de serie B. El resultado es, probablemente, su película más divertida desde Mars Attacks! Pero aunque el film divierte por sus múltiples guiños, hay en él un aire triste y melancólico. Quizá sea por su historia, quizá por su lánguido protagonista, o quizá por su belleza en blanco y negro, tan poco habitual en la animación comercial. Sea como sea, por favor, Tim, quédate ahí y no te muevas.


Lo mejor:
la suma de referentes no evitan que el conjunto tenga personalidad propia.
Lo peor: que el profesor de ciencias desaparezca tan pronto.

Cosmopolis

Un rico viaja en una limusina aislado de un mundo que se desmorona. Con esta idea Cronenberg hace una radiografía de la situación actual, alejándose del realismo de sus últimas películas para volver a su estilo más radical. Aunque si en Crash o Videodrome el director canadiense era capaz de retorcerte las entrañas a través sus imágenes, en Cosmopolis el exceso de palabra te aleja de cualquier emoción. El clima que genera es bueno, Pattinson hace un gran personaje y le acompaña un elenco genial, pero al conjunto le sobra texto y le falta visceralidad. Aún así la peli tiene algunas escenas de diálogo geniales, cómo la que protagoniza Pattinson con Giamatti o todas en las que sale Sarah Gadon, hipnóticamente atractiva.


Lo mejor:
que Cronenberg vuelva a su cine más radical.
Lo peor: que no esté a la altura de su cine más radical.