Zatoichi

Me lancé a ver Zatoichi sin tener ni idea de lo que iba a ver. Y Kitano me la coló: esto es una comedia. Su trama no es ningún prodigio, pero lo importante aquí no es el qué, sino el cómo: en el tono, los personajes y su forma de ver el mundo de los samuráis está la diferencia. Kitano nos cuenta la “clásica” historia del justiciero solitario, pero desde su singular perspectiva. Es decir, grandes dosis de violencia (a mí no me convenció la sangre), un particular sentido del humor made in japan, y esa extraña belleza que destilan todos sus films. No me pareció la peli definitiva de Kitano, y la veo lejos de otras obras suyas (El verano de Kikujiro sigue siendo mi favorita), pero me parece una interpretación personal, divertida y necesaria del género samurái.


Lo mejor:
su excéntrica comicidad.
Lo peor: los efectos digitales.

Anuncios

¡Di la tuya!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s