Brave

Tarde o temprano tenía que pasar. Lo nuevo de Pixar es una (ligera) decepción. Es lo que tiene estar acostumbrados a obras maestras año sí año también. La propuesta, insuperable como siempre en el apartado técnico, flaquea con la historia. La compañía se muestra más Disney que nunca, apostando por el cuento clásico, por una historia demasiado tradicional. Brave está lejos de los originales guiones de Wall·E o Up, por citar sólo dos ejemplos. Incluso le cuesta emocionar y, cuando lo consigue, lo hace recurriendo al tópico. Vamos a ver: es superior a la mayoría de pelis de animación actuales, pero a Pixar yo le pido más. Mucho más. Y es culpa suya. Si cada año me sirves un filete, el día que me pongas un bistec, por más bueno que esté, me quejaré.


Lo mejor:
el corto que acompaña al film. Una absoluta maravilla por la que vale la pena pagar cada céntimo de la entrada.
Lo peor: la sensación de que esto ya lo hemos visto antes.

Anuncios

Un pensamiento en “Brave

  1. Pingback: Oscars 2013: Mejor película de animación | Palomitos

¡Di la tuya!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s