Jacuzzi al pasado

Esta peli es una chorrada. Desde su título a los créditos finales en forma de videoclip. Una auténtica chorrada ¡Pero cuidado! Una chorrada de mucha categoría. La peli no se exige más a si misma de lo que tu vas a exigir a un film llamado Jacuzzi al pasado. Es absurda, idiota, gamberra, escatológica, ochentera, retro, cutre, hortera… pero sobretodo es divertida. La historia avanza sin ningún tipo de sentido, la acción se mueve a un ritmo de “porque sí” absoluto y constante.

Muchas veces nos esforzamos en ir más allá en lo que nos intenta explicar una peli. Pero esta no va a más, es lo que es. Todo queda flotando en la superficie del jacuzzi. Así que si sube alguna burbuja del fondo, ya sabéis lo que es.


Lo mejor:
la peli ideal para reír sin pensar mucho.
Lo peor: con un guión un poco mejor sería una obra maestra.

Anuncios

Eva

Es una lástima que una película con tantos aciertos no acabe de convertirse en algo realmente grande. Casi todo lo bueno se encuentra en el apartado visual. Es excelente la utilización narrativa y emocional de la nieve, así como esa propuesta de futuro vintage. Pero todo eso es sólo la cáscara, un brillante envoltorio que tendría que contener un regalo a la altura. Y no es así. De entrada, porque si mueves un poco el paquete ya puedes adivinar que hay en él. Y eso es un problema si quieres dar una sorpresa. Luego abres la caja y el regalo te gusta, pero no te emociona lo suficiente. Aún así, celebro sus virtudes y aplaudo sus intenciones. Pero es una pena que me guste por lo que pretende conseguir y no por lo que realmente consigue.


Lo mejor:
su atractiva propuesta visual.
Lo peor: todo se construye sobre una historia de amor justita.

La jungla de asfalto

En todos los carteles de esta película aparece Marilyn como gran protagonista. No os dejéis engañar, es un personaje que no llega ni a secundario. Lo puedo llegar a entender, pero no lo veo justo para el resto del reparto: media docena de fabulosos intérpretes que se parten la cara por ver quién lo hace mejor. Todos están sublimes. Y esa es una de las grandes bazas del film.
John Huston traslada el punto de vista al bando de los “malos” para contar un atraco desde dentro, en una decisión muy novedosa por aquel entonces. Estamos ante una película sombría y oscura, de personajes marcados por el fatalismo. No sitio para la luz en esta historia, y cuando llega, en un bellísimo final, ya es demasiado tarde.
Un clásico indiscutible del género.


Lo mejor:
la construcción de personajes.
Lo peor: Marilyn sale 5 minutos.

Días de gloria

Cuando terminas de ver esta peli lo primero que haces es ir a buscar el año en que se hizo: 1944. Esta fecha explica dos cosas. La primera, que Jaques Tourner hacía un cine que no parecía de su tiempo, era realmente un tipo genial e innovaba constantemente en la narrativa. Esta película de guerra sorprende desde su escena inicial con una francotiradora rusa matando nazis en un paisaje nevado. La peli tiene escenas buenísimas, y con pocos recursos consigue cosas increíbles. Incluso en las escenas de acción. Lo segundo que explica el año de su estreno es su contenido propagandístico. Está hecha en plena II Guerra Mundial, pero lo curioso es que cuenta las heroicidades de unos rusos. Aún no eran los malos de las películas.


Lo mejor:
¡Es la primera peli de Gregory Peck!
Lo peor: los momentos propagandísticos son un poco ridículos.

Hombres de negro 3

Recuerdo perfectamente la primera parte de esta saga. Es de esas películas que tengo la imagen de verla en pantalla grande con mis palomitas. Uno de esos ESTRENOS en letras mayúsculas que te aficionan a esto de ir al cine cuando eres un niño/adolescente. En cambio, no recuerdo nada de su segunda parte, más allá de que salía el loco de Jackass. Quizás eso es lo que le falla a la saga, cuidar un poco más su mitología.
Esta tercera entrega intenta un poco cubrir este hueco, llevando la acción al pasado, a finales de los años 60, donde conocemos algo más de los personajes. Pero la peli se queda a medias en ese aspecto. Es muy entretenida y tiene unos cuantos gags de nivel, pero no aporta nada más que eso.


Lo mejor:
el momento Andy Warhol.
Lo peor: podría aspirar a algo más que entretener.

Un feliz acontecimiento

En general no se tendrían que hacer películas sobre los embarazos y sus consecuencias (a no ser que la criatura que venga sea o un alien o El Diablo). En la vida real ya hay suficientes niños llorando y padres sin dormir como para llenar las pantallas también con eso.
Pero bueno, al menos esta película se aleja de la ñoñería que parece ser y se aventura en proponer algo más. Lo que pasa es que se queda a medio camino entre este algo más y el drama de siempre de unos padres primerizos que no duermen porque la niña llora. Ojo, intenta ser valiente y casi lo consigue, pero utiliza elementos y situaciones demasiado típicas. Si hubiera jugado fuerte (de verdad) en lugar de hacerlo ver, estaríamos hablando de otra cosa.


Lo mejor:
el plano a lo REC de la prota con la videocámara.
Lo peor: avanza a base de tópicos.

Sombras tenebrosas

Creo que Tim Burton y Johnny Depp se han dado cuenta que Martin Scorsese y Leonardo DiCaprio les están intentando atrapar como pareja director-actor con más pelis, y por eso se han inventado Sombras Tenebrosas. La peli no es la mejor que ha hecho el mal-peinado director, pero la verdad ¿qué más da? Este culebrón gótico con brujas y vampiros divierte, entretiene y tiene algunos momentos memorables.

Su guión es flojo en algunos momentos. Gags aislados que sólo enganchan gracias a otro gran papel de Depp. Sí, siempre hace estos personajes raritos, pero cada día está más divertido. Y Eva Green ya es la bruja más guapa de la historia del cine.


Lo mejor:
la escena hippy y la apoteosis final. Una locura.
Lo peor: su guión avanza un poco a trompicones.

El gato desaparece

Bonito título ¿no? Y sí, no cuenta ninguna mentida. En la peli desaparece un gato. El felino es el McGuffin de una historia de intriga y suspense muy hitchcockiana, construida con el menor número de elementos posibles. Casi todo sucede en la casa en la que vive una pareja. El protagonista acaba de salir de un internamiento a causa de un brote psicótico, y la desaparición del gato hará que la paranoia pase del marido a la mujer.
La peli es tan minimalista que en algunos momentos la intriga igual pierde un poco de fuerza. Te quedas con ganas de conocer un poco más a los personajes, sobretodo porque los actores que interpretan la pareja protagonista, Beatriz Spelzini y Luis Luque, están inmensos.


Lo mejor:
es inquietante con muy poco.
Lo peor: su estilo empobrece un poco la intriga.

Misión Imposible: Protocolo Fantasma

Los héroes de acción de los noventa (los Cruise, Willis y compañía) cada vez molan más. Estos tipos, antaño hombres indestructibles, ya no están por según qué trotes. Y lo saben. Es genial ver a Ethan Hunt no tanto como un infalible agente secreto sino como un ser humano que se puede dejar los dientes en una cornisa por calcular mal el salto. Eso humaniza al personaje. Y lo acerca al espectador. Bien por Bird.
Pero MI:GP es mucho más que eso. La película es un entretenimiento de primer orden, con más humor que nunca (qué grande es Simon Pegg) y con un par de set-pieces cargadas de suspense que son, desde ya, de lo mejorcito de la saga.
Dato: de los tres palomitos y medio, uno entero es para el artilugio del Kremlin.


Lo mejor:
su sentido del espectáculo.
Lo peor: con 20 minutos menos habría funcionado igual.

Criadas y señoras

Es genial cuando un director consigue en una escena de una película hacer una metáfora sobre lo que pretende conseguir con el film. En Criadas y Señoras hay una escena así: una de las Criadas le da un apetitoso pastel de chocolate a una de las Señoras. Cuando la mujer ya se ha comido unas cuantas cucharadas, la buenísima Criada le dice: “¿Le gusta? Pues este pastel lo he hecho con mi mierda”. Y así se toma su venganza ante la malísima Señora. Eso es lo mismo que consigue Tate Taylor, director del film. Nos concienciamos para ver un buen pastelón, pero cuando lo empezamos a “degustar”, notamos que hay algo que huele mal. Lo que no sé es por que el señor Tate se quiere vengar de nosotros. Algo malo le habremos hecho.


Lo mejor:
Jessica Chastain, siempre brillante.
Lo peor: el guión y unos personajes nada creíbles e insoportables.